Otra vez “Chipi” Rodríguez imputado en un hecho policial

Vive sobre calle Dr. Daniel Omar Segura al 1.900 del San Cayetano y sigue cometiendo delitos en los alrededores.

Pablo Miguel Rodríguez (26), alias “Chipi” sigue haciendo de las suyas. Haber cumplido una condena privado de su libertad en la Alcaidía Policial, ni haber sido declarado en rebeldía y andar con libertad condicional le sirven de mucho. Apenas un mes después de estar libre, el sábado 20 de julio cometió un violento asalto a una vivienda de la avenida Polonia al 1.900 del mismo barrio donde se crió y en cuyas calles deambula por las noches, madrugadas y mañanas en busca de eventuales víctimas. Justamente, ese sábado ingresó junto a un cómplice al domicilio de un policía que se encontraba ausente, pero en una de las habitaciones descansaba su hermano.

Según se pudo saber, “Chipi” y su cómplice ingresaron abrupta y violentamente a la vivienda, se apoderaron de un televisor de 32 pulgadas y 6.000 pesos. En un momento dado el hermano del dueño de casa despertó y se levantó a ver qué pasaba y se “topó” con Rodríguez que le aplicó un golpe en pleno rostro. Hubo forcejeo y escape de Rodríguez que fue perseguido por el hombre que se encontraba en la casa, quien, no obstante, no pudo alcanzarlo pero no se olvidó del rostro del ladrón y así lo señalaría sin titubear días después en una ronda de reconocimiento donde también la División Policial de Investigaciones presentaría a la Fiscalía videos de cámaras de seguridad que reflejarían imágenes del “Chipi” en inmediaciones del lugar del hecho. En su momento, pidieron 30 días de prisión preventiva para el sospechoso, pero finalmente el juez Jorge Odorisio le otorgó 10 días de preventiva.

Otro asalto

A poco más de un mes de su última andanza, nuevamente las cámaras de seguridad tanto del Centro de monitoreo como privadas sitúan a Pablo Miguel “Chipi” Rodríguez en la escena de un hecho policial: el pasado jueves 28 de agosto a las 8 de la mañana una mujer de 61 años que esperaba el colectivo para irse a trabajar, fue asaltada. Ocurrió en la parada de avenida Polonia y O’Donnell del barrio San Cayetano. La víctima adujo haber sido atacada por un individuo que vestía una campera azul que le arrebató la cartera conteniendo elementos personales, como llaves, su teléfono y dinero, entre otras cosas. Y nuevamente las cámaras de seguridad condujeron a los investigadores policiales al domicilio del “Chipi” Rodríguez. Pasadas las 19 del sábado último llegaron a la calle Dr. Daniel Omar Segura (ex 552) al 1.900 del mismo barrio San Cayetano, con orden de allanamiento firmada por el juez Jorge Odorisio y oportunamente solicitada por la funcionaria fiscal Andrea Serer. El sospechoso no fue detenido, pero en la diligencia judicial procedieron al secuestro de un juego de llaves y las vestimentas que utilizaba esa mañana del último jueves cuando abordara a la mujer que esperaba el transporte público.

Te puede interesar
Lesiones y abuso a bebé de 7 meses: hoy sentencia en una causa donde fiscalía pidió 15 años de prisión para el acusado

“Chipi” Rodríguez sigue en libertad y pese a sus antecedentes y haber cumplido una condena, es una clara muestra que la pena privativa de libertad no sirvió para su rehabilitación y, menos aún, la advertencia judicial de mantener un “buena conducta” al andar por las calles.

El “Chipi”, desde el asalto a “Hotty’s” con un policía baleado hasta vecinos heridos en robos

Las historias criminales del tristemente célebre Pablo Miguel Rodríguez (26), conocido en el ambiente policial y delictivo como “Chipi” se remonta a muchos años atrás, cuando era adolescente. Registra antecedentes por cruentos hechos de violencia que lo pintan como es: ha robado a muchos vecinos y sus alrededores en barrio San Cayetano.

En febrero de 2015 junto a un cómplice y utilizando cascos de motocicletas para no ser reconocidos, arremetieron a un domicilio de la calle 715 donde el propietario se resistió y forcejeó con los delincuentes e intentó incluso quitarle el casco a uno de ellos que terminó apuñalando al dueño de casa y escapó; en su huida, el delincuente perdió un documento personal, estaba a nombre de Pablo Miguel Rodríguez.

No hace mucho, cuando ya había terminado de cumplir la condena de 3 años y 8 meses de prisión que le dieron en un juicio abreviado y llevaba unos días en libertad condicional, irrumpió en otro domicilio de la avenida Polonia al 1.900 (apenas a una cuadra de su casa) junto a un cómplice; el dueño de casa -de apellido Liempes- se resistió y se trenzó en lucha con ellos, quienes terminaron dándole una brutal golpiza y robándole un televisor LED de 32 pulgadas y $ 6.000 pesos. También en este caso el damnificado reconoció al archifamoso “Chipi”.

Pero su “hazaña” más osada la cometió siendo menor de edad, teniendo 16 años; su imagen quedó grabada también en las cámaras de seguridad internas y externas de la conocida confitería “Hotty’s” de la avenida Hipólito Yrigoyen frente al Hospital Regional. En la escena se ve a “Chipi” Rodríguez saltando con destreza el mostrador del comercio para robar la recaudación. En ese momento una pareja de policías de civil intervienen y el agente Hugo Orlando Yapura queda herido de bala y al borde de la muerte en la vereda del comercio. Esas violentas imágenes fueron difundidas a lo largo y ancho del país en su momento, pese a que el apodo e identidad del “Chipi” trascendería algunos meses después, cuando cumplió los 18 años y siguió cometiendo delitos.

Comentar
- Publicidad -