Francisco quedó encerrado en un ascensor y lo rescataron los bomberos

El papa Francisco llegó con 7 minutos de retraso al rezo del Ángelus del mediodía de este domingo (cinco horas menos en la Argentina) y contó sonriendo: “Me quedé encerrado 25 minutos en un ascensor”.

El papa Francisco dijo que sus colaboradores llamaron a los bomberos, que lo rescataron y pidió a la multitud asombrada un aplauso para los efectivos, que los fieles hicieron con entusiasmo.

“Un aplauso al servicio de bomberos”, propuso, a lo que la multitud a sus pies respondió entre palmas y vítores.

Comentar
- Publicidad -