Sueldos que asustan, sorprenden o justifican el vaciamiento de las arcas provinciales

Dentro de la polémica por el marcado atraso de pago salarial a los trabajadores del Estado, desde hace varios días se viraliza por redes sociales las supuestas nóminas de personal político, tanto del Legislativo como del Ejecutivo provincial -además de asesores de los diputados- con onerosos sueldos que, si bien no pudieron confirmarse puntualmente, oficialmente nadie salió a desmentir la información.

Desde Rawson en tanto y en declaraciones periodísticas, el único que abordó el tema aunque sin puntualizar sobre ningún nombre en particular y/o su salario mensual, fue el flamante ministro de Economía Oscar Antonena quien, ante las consultas sobre la última escala de sueldos del personal de la administración pública, solo señaló que todo el personal de la Legislatura del Chubut cobra más de $ 65.000 mensuales destacando, como ejemplo, que un personal de maestranza que sirve café en la Cámara de Diputados cobra más de 80.000 pesos.

En esas mismas declaraciones, el ministro de Economía señaló que en la provincia “se pagan sueldos de más de 350.000 pesos mensuales en el Poder Judicial” y que “también hay salarios en ese rango en el Poder Legislativo y docentes que cobran 120.000 pesos y más, lo que tiene que ver con la carrera y la antigüedad”.

Dentro de esa información, sin hacer referencia a los listados conocidos aunque ratificando los elevados sueldos, el actual ministro provincial cuestionó a quien calificó como “mi predecesor”, Luis Tarrío, por no haber dejado información respecto a cómo dejó las cuentas públicas, destacando que “estoy cumpliendo un cronograma de pagos que ni siquiera realicé, porque tal como lo recibí intento cumplirlo”.

Te puede interesar
Mutual de Petroleros Jerárquicos firmó un Convenio de Cooperación con la Universidad Empresarial Siglo 21

Mucho para pocos

Si bien y teniendo en cuenta la cantidad de trabajadores del Estado en toda la provincia, “son pocos” quienes usufructúan esos envidiables cobros, lo cierto es que seguramente inciden en el desfasaje existente en el presupuesto chubutense, particularmente de la “caja de pagos salariales”, desde donde también debe salir el pago salarial y las adecuaciones porcentuales firmadas en paritarias, rúbricas que fueron efectuadas aún cuando se conocía la verdadera situación financiera y la imposibilidad futura de cubrir lo prometido.

Con todo, y esperando decisiones legislativas que permitan terminar de pagar salarios del último rango, o sea de aquellos que sobrepasan los 200 y llegan a casi 500 mil pesos mensuales -entre ellos todos los diputados- como mínimo es “casi increíble” o moralmente “cuestionable” la existencia de esos valores cuando existen otros muchos trabajadores que cumpliendo prolongadas jornadas laborales tienen que enfrentar situaciones de “costo de vivir” similares a los otros, con apenas 10, 15 o 25 mil pesos por mes.
A continuación el resto de la lista:

Comentar
- Publicidad -