Muerte de jubilado golpeado en supermercado: liberaron a los detenidos

Ramón Chávez (31)

Los dos empleados del supermercado de San Telmo habían sido arrestados tras la muerte de un cliente, al que habían retenido tras intentar llevarse sin pagar un aceite, un queso y dos chocolates.

El vigilador y el jefe de Operaciones del Supermercado Coto en el barrio porteño de San Telmo, detenidos el viernes pasado tras la muerte de un anciano que había hurtado productos y que fuera agredido en la vía pública, fueron liberados por la Justicia, aunque el último de ellos fue procesado por “homicidio preterintencional”.

Se trata del vigilador Gabriel Alejandro de la Rosa, quien fue sobreseído a partir de las imágenes de un video que captó el momento en el que Vicente Ferrer, de 68 años, era tomado y luego recibía algunos golpes por parte del otro empleado, Ramón Serafín Chávez.

Los dos empleados del supermercado de San Telmo habían sido arrestados tras la muerte de un cliente, al que habían retenido tras intentar llevarse sin pagar un aceite, un queso y dos chocolates.

De la Rosa fue sobreseído y Chávez quedó procesado por “homicidio preterintencional” (la intención del autor era golpear para producir un daño y no matar), que prevé una pena de 3 a 6 años de cárcel.

La autopsia determinó que Ferrer falleció como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico y una hemorragia cerebral.

“No soy un asesino, soy un trabajador, trabajo todos los días para darle de comer a mi familia, soy un trabajador y nada más”, sostuvo De la Rosa entre lágrimas al canal Todo Noticias (TN).

Te puede interesar
Desbarataron banda que comercializaba cocaína liderada por extranjeros

El joven trabaja para la Cooperativa de Trabajo de Seguridad y Vigilancia Dogo Argentino LTDA, adonde quedó suspendido momentáneamente.

“Lo veo salir con mercadería en el estómago, con chocolates y queso, por la salida sin compra, es decir no abonando la mercadería escondida entre sus ropas. Trato de detenerlo y le digo: ‘señor, por favor, no se retire’. Él hace caso omiso, sigue su marcha, sale, salgo atrás de él y me dice ‘¿qué es lo que querés?'”, relató el vigilador sobre el momento en el que Ferrer salió del supermercado sin pagar los productos.

Además, prosiguió: “Se está llevando mercadería sin abonar, se está llevando un queso y un chocolate. Entonces lo agarro del brazo, él quiere soltarse y dice ‘dejáme'”.

De la Rosa explicó que a la vereda llegó “el jefe de operaciones” (Chávez) “que lo retiene y me envía a buscar a la Policía”.

El vigilador añadió que cuando regresó, “el señor estaba en el piso” y más tarde se enteró de que había fallecido en el hospital.

“Simplemente cumplí con mi trabajo, nunca hice algo de más”, remarcó y enseguida añadió: “Tengo un buen legajo, no tengo antecedentes, terminé el secundario, estudié en la universidad, pero por trabajo tuve que dejarla, soy un simple trabajador, y nada más”.

Comentar
- Publicidad -