Gran tarea defensiva de Oeste en su empate con Caleta

Duro partido. Para nada grato a la vista. Demasiado luchado, excesivamente conversado, con muchas interrupciones en el desarrollo y que nunca pudo levantar vuelo futbolístico. En ese contexto de luchar más que jugar, el beneficiado fue Oeste, con premio a la notable labor de su defensa que protegió a ultranza el cero a cero, que fue en definitiva satisfacción para el dueño de casa y disgusto para Caleta Córdova, quien fue el que aportó una mayor cuota de futbol en la zona de mediocampo, creando en la segunda parte tres o cuatro situaciones que bien pudieron terminar en la red del arco defendido por el sólido arquero Ezequiel Quidiman.Oeste perdió a Carlos Groppa a los 25 minutos del primer tiempo, tras golpearse muy fuerte con uno de los caños del cerco perimetral, tras un choque con un rival, que le generó dos cortes en el cuero cabelludo, siendo trasladado al Hospital Regional, por una ambulancia.

Quince minutos después y en una serie de empellones y arremolinamiento de jugadores, a instancias del línea Aguirre se fue con tarjeta roja directa, su central Cristian Sierra. Perdió antes de cerrarse la primera parte del juego a dos jugadores titulares. Si bien tuvo dos claras situaciones de marcar por intermedio de Brian Alvear, las dos respuestas del arquero Franco Barría fueron fundamentales. Luego fue Caleta Córdova, el que comenzó a generar mejor juego y el arquero Quidiman comenzó a tener mucho trabajo. Gabriel Contreras tuvo una muy clara para anotar, pero el “número uno” local tapo de manera impecable.

El segundo tiempo fue para Caleta Córdova, pero esta vez los cambios del nuevo entrenador de Oeste Alejandro Saldaño fueron acertados. Martín Centeno y Rodrigo Mercado le dieron otra fisonomía al mediocampo, marca y llegada, ante un Caleta que llegaba cada vez más seguido. Franco Domínguez por ambos andariveles preocupaba a los defensores locales, que debían además controlar a Enzo Cardoso e Ignacio Norambuena. Los dirigidos por Fernando Sicard, atacaban con tres, sin contar a los volantes que llegaban también con posibilidades de remate.

Te puede interesar
Daiana Molina enfrenta a Elizabeth Britos en el Gimnasio Nº 1

Oeste fue jugando con el reloj, los apuros del rival y el acurrucarse con mucha gente, muy cerca de su arco para no darle libertad a la gente de Caleta, que tenía más tiempo la pelota en su poder, pero que muchas la desperdició infantilmente. Pese a ese clima de pierna fuerte y escasa claridad en las acciones, solo se mostraron tres tarjetas amarillas y una expulsión de las que muchos no vieron agresión alguna.

Oeste se fue de la cancha con un resultado de cero a cero, que para nada le cayó mal, no así el visitante que puso en claro que fue el que hizo mejor las cosas y que solo le faltó el gol, para legitimar su superioridad. Si algo faltaba le contamos el final. Se jugaba el cuarto minuto adicional, cuando la pelota se fue lejos de perímetro de juego. El tiempo pasaba y la “redonda” no regresaba a la cancha. El árbitro Diego Schoff no esperó más. Pitazo final y enojo de la gente de Caleta que soñaba con embocar en la última jugada del partido.

Comentar
- Publicidad -