Fallo ejemplar: condenaron a 12 años a un conductor alcoholizado que mató a un joven

Lo determinó la justicia en Bahía Blanca. El accidente sucedió en enero del año pasado. El imputado se encontraba detenido al llegar al juicio. Desde la asociación Madres del Dolor pidieron que el fallo sea un mensaje para el resto de los magistrados.

Un automovilista fue condenado este jueves a 12 años de prisión acusado por la muerte de un joven al que atropelló con el auto que conducía estando alcoholizado y a 122 kilómetros por hora en una autovía de Bahía Blanca en enero de 2018, un fallo que fue destacado por familiares de víctimas de siniestros viales por su contundencia.

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 3 integrado por los jueces Eduardo D´Ampeire, Daniela Castaño y Eugenio Casas condenó a Galo Ochoa por el delito de “homicidio simple con dolo eventual” en perjuicio de Matías Straitenberger, que tenía 18 años, y dispuso su inhabilitación para conducir vehículos automotores por el plazo de diez años.

Matías Straitenberger

Ochoa, de 41 años, llegó al juicio con prisión preventiva, que le fue decretada tras el atropellamiento, y permanece alojado en el penal de Saavedra.

La lectura del fallo se realizó pasadas las 12.30 en la sala del quinto piso ubicada en el Palacio de Tribunales de Estomba 34 y sin la presencia de Ochoa ni su abogado defensor.

La madre del joven atropellado, Marcela Morini, dijo tras conocerse el veredicto que “estamos conformes por haber podido demostrar la intencionalidad y el hecho que mi hijo no estaba cruzando mal”. “Se llevó la vida de un inocente, es un buen fallo y nos da la esperanza para volver a empezar porque fueron momentos terribles”, agregó.

Te puede interesar
Habló la hermana de Laura Cielo López: "Se la llevaron de la peor manera"

En tanto, el fiscal Marcelo Romero Jardín, que en su alegato había pedido 18 años de cárcel para Ochoa, expresó que estaba “conforme con el monto de pena porque es muy alta para un hecho de tránsito, e inusual. No recuerdo una pena tan alta”.

De acuerdo a la investigación el 1 de enero de 2018 entre las 3.30 y las 3.40 Ochoa conducía un automóvil Subaru Impreza sin las luces encendidas y a 122 kilómetros por hora por la avenida Raúl Ricardo Alfonsín, cuando impactó en la intersección de la calle Milún con la parte trasera del vehículo a Straintenberguer, quien murió en el acto.

Tras atropellar al joven, el conductor siguió su camino hasta que poco después fue detenido por agentes de la Policía que le hicieron un control de alcoholemia que determinó que llevaba 1,97 gramos de alcohol por litro en sangre frente al máximo permitido de 0,5.

“Es el primer caso que conozco que (el conductor) llega preso al juicio y que por la muerte de un joven recibe 12 años de prisión”, dijo Viviam Perrone, fundadora de la asociación Madres del Dolor, que consideró el fallo como “un mensaje para los demás jueces”.

“Los jueces están empezando a comprender que cuando hay exceso de velocidad, alcohol, drogas, cuando hay fuga del lugar del hecho, esos son agravantes, y los casos se pueden juzgar como homicidio simple”, agregó.

Comentar
- Publicidad -