Custodios de Coto mataron a golpes a un jubilado que se llevaba mercadería sin pagar

El hombre tenía 70 años. Padecía demencia senil. La seguridad del local recuperó el queso, el aceite y el chocolate que se llevaba, pero lo golpearon. Murió de un infarto en la vereda.

Dos custodios de un supermercado agredieron a golpes a un anciano, que había hurtado una botella de aceite, un trozo de queso y un chocolate, provocándole lesiones que derivaron en una descompensación cardíaca y su fallecimiento, a pocos metros del comercio y cuando ya había intervenido la Policía de la Ciudad.

El hecho ocurrió el pasado viernes por la noche, en el local de las calles Perú y Brasil del barrio porteño de San Telmo, recién trascendió ayer, cuando se viralizaron videos en los que se acusa a los efectivos de pretender encubrir, pese a que la versión oficial da cuenta sobre que los uniformados intentaron reanimar a la víctima con maniobras de RCP hasta la llegada de la ambulancia del SAME.

Los empleados de seguridad privada del supermercado Coto quedaron detenidos, mientras se investigan las circunstancias en que falleció Vicente Ferrer, de 70 años, en la causa que está a cargo del titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nro. 33, Darío Osvaldo Bonnano.

Según la Policía de la Ciudad, personal de la fuerza se trasladó al comercio a raíz de un llamado al 911 que alertaba acerca de un hombre detenido por particulares. Al llegar al lugar, los uniformados encontraron a un cliente retenido por dos empleados de seguridad del supermercado, quienes les manifestaron que esa persona había sustraído algunos alimentos, por lo que procedieron a detenerlo.

Te puede interesar
Ladrones usan vehículo robado para dar golpe en céntrico comercio de Trelew y después lo abandonan

En ese contexto, mientras realizaban las actuaciones correspondientes, el hombre perdió el conocimiento, por lo que de inmediato solicitaron la presencia de una ambulancia del SAME, que se demoró y luego de trasladarlo al hospital Argerich se produjo su fallecimiento.

Por su parte, testigos del hecho aseguran que el septuagenario fue golpeado por los custodios privados del Coto, al descubrir que había intentado robar una botellita de aceite de oliva, un trozo de queso cremoso y dos chocolates y que la agresión fue de tal magnitud, que luego de caminar unos metros se desplomó.

Ante la conmoción de los vecinos, un grupo de efectivos de la Policía de la Ciudad impidió que algunas personas filmaran lo sucedido, mientras la ambulancia tardó demasiado en llegar y la víctima murió tirado en la vereda.

Comentar
- Publicidad -