Murió una bebé por un remedio que tomó a través de la leche materna

Torbay Hospital

La muerte de una bebé recién nacida en Reino Unido podría estar relacionada con un analgésico que tomaba su madre, según apuntan las investigaciones.

La bebé murió en septiembre del 2018 en la casa de sus padres, ubicada en la localidad de Teignmouth (Devon, Inglaterra), cinco días después de nacer. Los resultados de la autopsia, que fueron revelados esta semana, no mostraron evidencias de traumatismo o de maltrato en el cuerpo de la niña, aunque sí una cantidad subterapéutica de un fármaco denominado Tramadol.

Los forenses consideran que ese analgésico pudo llegarle al bebé a través de la leche materna. Durante el embarazo, la madre sufría dolores crónicos de espalda, por lo que los médicos le recetaron dicho medicamento. La niña nació por parto inducido y la mujer decidió que no la amamantaría por temor a posibles efectos del Tramadol. Sin embargo, en el hospital los médicos le aseguraron que no había nada que temer.

El doctor Peter Fleming, experto en pediatría y partícipe en las investigaciones, destacó que se trata de un medicamento “relativamente nuevo” sobre cuyos efectos en el feto o en los niños recién nacidos aún hay poca información. Fleming considera que ese analgésico “jugó un papel” en la muerte de la bebé. “Debemos ser muy cautos con el Tramadol durante el embarazo”, advirtió.

Te puede interesar
Lesiones graves y abuso a bebé de 7 meses: Declaran penalmente responsable al único detenido

Por su parte, el forense Ian Arrow declaró que registrará este caso como una muerte repentina e inesperada, y que trasladará al hospital donde nació la niña las preocupaciones de los expertos para tratar de evitar tragedias similares en el futuro.

Comentar
- Publicidad -