Capacitación para elaborar ladrillos térmicos para iniciar fuego y cocinar

Cristian Orellana del emprendimiento ECOIL junto a Andrés Olivares de la ONG Comunidad Sustentable, se acercaron el pasado fin de semana a la Asociación Productores Chacra Km 17 (ex MAPU) para presentar el incipiente proyecto de ladrillos térmicos para iniciar fuego y cocinar a partir de la mezcla consolidada de aserrín y grasa.
La idea es proveer de manera gratuita los materiales a todas las asociaciones o grupos de vecinos que lo soliciten y consideren de utilidad.

Cristian Orellana forma parte del emprendimiento ECOIL que desde hace diez años desarrolla en la zona un innovador programa de reciclado de aceite vegetal que consiste en procesar el aceite comestible vegetal usado, en una planta de tratamiento, donde lo filtra y transforma para ser vendido y transformado en biocombustible.

Paralelamente al aceite está recibiendo grasa comestible, calcula unos 200 kilos por mes, a la cual necesitaba darle otro destino. Así se le ocurrió que la mezcla de esa grasa con aserrín podría transformarse en un innovador producto.
Según relata buscó antecedentes del producto y no logró encontrar nada. También averiguó que en temporada invernal desde Bienestar Social entregan cerca de 2 mil kilos de leña a las personas que no cuentan con el suministro de gas. A pesar de no obtener acompañamiento de Medio Ambiente o Bienestar Social Municipal, se contactó con Andrés Olivares de la ONG Comunidad Sustentable, quien automáticamente le sugirió hacer la capacitación con los productores y así comenzaron.

Te puede interesar
Trillizas gemelas: el Sanatorio informó que el estado de salud de las bebés es "crítico"

“Hablamos de familias que más allá del invierno, tampoco tienen gas durante el año y empezamos a ver opciones que les lleve alguna solución. Para la próxima visita seguro ya tendremos más datos e información pero podemos dar fe que funciona y que mientras duró la charla, cerca de 40 minutos, la latita seguía encendida” dijo Orellana.
Cuenta que también le sugirieron los productores que podía ser una solución para calefaccionar invernaderos o gallineros de pollos recién nacidos. Todo estaría para estudiarse de la misma forma que su éxito en salamandras.

Ahora esperan se sumen otras comunidades o vecinales para acercarse a brindar la capacitación y realizar la donación de los materiales.

Comentar
- Publicidad -