Belén, la madre que investiga el asesinato de su hijo

La fiscalía quiere un testigo que lo acuse. Se sabe quién fue, le allanaron la casa, secuestraron armas e increíblemente todavía está libre.

Trelew (Agencia) Una mujer a la que le mataron el hijo decidió ponerse el caso al hombro y salir a buscar testigos e información sobre el asesino y sus cómplices porque asegura que no va a hacer el duelo hasta que no vea al criminal en la cárcel. Hace pocos días le aportó a la policía datos como para que se hicieran ocho allanamientos en los que se secuestraron municiones y armas entre las que podría estar la que fue usada en el crimen del chico.

Hasta el momento, increíblemente, el homicida y el que manejaba el auto desde el que le dispararon a Sebastián Currumil Poblete (15) están en libertad, gozan de impunidad: pese a que la policía les allanó las viviendas incautando elementos que los incriminarían en el caso. Pero para la fiscalía eso no es suficiente, según la mamá de la víctima tienen que tener la declaración de un testigo que los sindique, que los acuse del homicidio.

Belén habló en las últimas horas con este diario y además de contar lo que está haciendo para contribuir con el esclarecimiento de la muerte de Sebastián recordó lo que algunos testigos le comentaron sobre cómo fueron aquellos últimos minutos en que su hijo estuvo con vida, después de recibir el balazo fatal. Dijo que Seba aquella madrugada del 27 de julio pasado se había ido de la casa de su abuelo y se dirigía a la de su novia. Confirmó que le dispararon tres veces y que uno de esos tiros fue el mortal, el que ligó en la espalda.

¿Habrá testigos? Se le consultó. “Con la policía nadie ha querido hablar hasta el momento por el tema de que todos viven en el mismo barrio, pero yo me he acercado y buscado información. Anduve averiguando y me han aportado datos que se los quiero dar a la fiscalía para ver si se puede hacer algo más”, respondió.

–O sea que usted se ha puesto a investigar la muerte de su hijo. Se le apuntó. “Sí. Ando golpeando puertas, averiguando en ese lugar (en las inmediaciones en donde balearon al chico) quién vio algo. Yo estoy arriesgando mi vida y puedo comprometer a la gente (a los eventuales testigos) pero igual lo estoy haciendo”, afirmó Belén.

“Bajo del auto, trato de que no me vean entrar a algún lado para que no tengan problemas los vecinos y trato de buscar más detalles de lo ocurrido, de los que ya me dio la policía”, acotó. Se le consultó entonces qué le han manifestado aquellos que vieron algo del momento en el que atacaron a tiros a su hijo.
“Me comentaron que horas antes el asesino de mi hijo y otros que lo acompañaron esa noche habían sido identificados por la policía, por un disparo que se escuchó. Después, alrededor de las cinco y diez, los vecinos dicen que se escucharon tres tiros en la Cipolletti, y uno de esos balazos le pegó a él (al jovencito asesinado)”, contó.

Te puede interesar
Federación y Gimnasia Blanco comienzan la final

“Su bicicleta quedó tirada en un lugar y él en otro”, añadió y continuó relatando: “Es lo que yo más o menos fui reconstruyendo (con el testimonio de gente que vio algo). Mi hijo quedó a dos o tres metros y medio de la bicicleta porque él salió a pedir ayuda cuando ya lo habían baleado. Gritaba, pidiendo ayuda: salió una vecina. Él estuvo casi veinte minutos pidiendo que alguien lo ayudara, la ambulancia tardó unos veinticinco minutos y llegó la policía. Cuando se le acercaron algunos a preguntarle quién le había disparado en ese momento se desvaneció, luego llegó al hospital y murió”.
La mujer dice que a su hijo lo mataron por un problema que su tío, el hermano de ella, tiene con el asesino y con los que lo acompañaban esa madrugada en ese automóvil del cual salieron los disparos. No quiso mencionar cuál era esa diferencia, pero sí reveló que ya había habido una balacera contra él tiempo atrás.

“Yo lo que quiero es que quien mató a mi hijo esté preso”, insistió más adelante y reafirmó que anda sola buscando información del asesino y de cómo ocurrió el crimen aquella madrugada del 27 de julio. En base a esos datos que recolectó Belén es que la policía hizo ocho allanamientos la semana pasada en los que secuestró armas y municiones que podrían estar vinculados al asesinato de Sebastián.
La mujer reveló también que quien le disparó a su hijo tiene otro homicidio y que es uno de los que le allanaron la casa. –¿Y por qué cree que la fiscalía no ha pedido la detención de él y sus cómplices? Se le preguntó. “Yo no sé qué mas hacer”, contestó. “Capaz que quieren que yo les lleve un testigo clave”, agregó.

“Yo me levanto pensando en que tengo que salir a buscar información y me acuesto pensando que al otro día tengo que volver a hacer lo mismo. Y así es todos los días, desde aquel momento en que me mataron a mi hijo. Todavía no he podido hacer el duelo y no lo voy a hacer hasta que no vea preso al que mató a mi hijo”, concluyó Belén.

 

Comentar
- Publicidad -