Una pequeña futbolista se probará en el club granate

En el Gimnasio “Miguel Gatti” del Barrio José Fuchs, funciona una Escuela de Fútbol “El Potrero” que tiene como entrenador a Gustavo Yauco. Como es mixta, asisten nenas y nenes de 6 a 14 años. Sofía Agustina Galván (12 años) es una de las chicas que asiste, pero también una de las que más se destaca. Sofy viajará en septiembre para una prueba en el Club Atlético Lanús.

Se entremezclaba con los primos cuando empezaba a picar la pelota y poco a poco los fue igualando en habilidad. Incluso, respaldada por la velocidad y flexibilidad que le daba ser atleta de la Agrupación Llanquín, lo suyo se hizo más notorio, más vistoso.

Sofía Agustina Galván es una de las cuatro hermanas de una familia asentada en Barrio Ceferino. Le gustó el fútbol desde muy chica y lo tomó como su segundo deporte, luego del atletismo.

Mientras eso pasaba, Gustavo Yauco armó una Escuela de Fútbol en el Gimnasio Gatti, “estaba desocupado y como no podía seguir pagando la Escuela de Fútbol de mi hijo, me decidí a armar la propia para que siga jugando en grupo. Se empezaron a acercar chicos y luego también nenas, hoy somos más de 80 entre todas las categorías”.

Por el momento, la Escuela no compite en torneos, “después de hablar con Fernando Signorini, que vino por el Curso de Técnico de la Escuela de Menotti, entendí que no hay que apresurarse. Que se puede ir despacio pero firme. Varios chicos recién están aprendiendo esto de jugar en conjunto y llevarlos a competir podría ser una frustración para ellos”.

Gustavo hace el curso de técnico, “porque hay que estar preparado para manejar grupos y sobre todo de categorías formativas, porque lo que aprenden ahora no se olvidan más. Y no me refiero sólo a jugar, sino a asimilar valores de compañerismo y solidaridad”.

Te puede interesar
Jornada patria en el Comando de Brigada para estudiantes

Sofía se enteró de la Escuela de Fútbol y se acercó para ser parte. Jugar con los varones la potenció aún más y en este boom que representa el fútbol femenino, ella es un reflejo de este momento. “Me gustaría ser parte de un equipo profesional. Todavía soy chica, pero quiero seguir aprendiendo para aprovechar alguna oportunidad que llegue”, dice la defensora hincha de River.

Sofy estudia en la Escuela Nº 745 y le gusta matemáticas. “Siempre tratamos de que los chicos no descuiden el estudio, es algo fundamental. Con mi señora Fabiana, tratamos de saber de otras cosas que los chicos puedan necesitar como el tema del estudio o situaciones sociales”, dice Gustavo.

En septiembre próximo, Sofía viajará para rendir una prueba en Lanús. “estoy entusiasmada. Sé que sólo será una prueba, pero si se trata de seguir aprendiendo fútbol, me encanta”, dice la nena con los ojos brillosos de expectativa.

“Hicimos un contacto con la gente de Lanús, enviamos vídeos de Sofy y les llamó la atención. Ellos están armando el fútbol femenino a largo plazo y Sofy puede ser un proyecto en ese armado”, menciona Gustavo, que trabaja junto a Cristian Cabello en la formación infantil.

La Escuela “El Potrero” funciona de lunes a viernes de 16 a 20 en el Gimnasio Gatti. “Tenemos escasos recursos, pero valoramos mucho el desarrollo de nuestras nenas y nuestros chicos”, completó Gustavo Yauco.

Comentar
- Publicidad -