Laprida comenzó con los movimientos de suelo

Desde ayer, en el Club Laprida del Oeste, comenzó a realizarse el movimiento de suelo que tiene como objetivo optimizar la base que permitirá la colocación del césped sintético. “Es un momento muy especial para nuestro club”, dijo la presidente, Marta Casas.

El ruido de máquinas se apoderó ayer de la fresca tarde de Manantial Rosales. En la cancha de Laprida, habituada a los sonidos de pelotazos y gritos desde la tribuna, el movimiento era otro.

Sacarle los arcos a una cancha es despojarla de uno de los aspectos más significativos del futbol. Es desnudar algo inmaculado. Pero la sensación de quienes presenciaron el quite de los arcos fue ambivalente, congoja por ver cómo se modifica la imagen de tantos años y al mismo tiempo, alegría por lo que se vendrá.
“El martes llegó la máquina y hoy ya se empezó a sacar las redes y asientos de los bancos. También se retiraron los arcos y la estructura de los bancos de suplentes para dejar el campo libre y así comenzar con el movimiento de suelo”, expreso Marta Casas, presidente de Laprida.

“Es una emoción muy grande que siente esta Comisión Directiva, ya que era un sueño antes y ahora se va transformando en realidad. Este campo de juego fue durante años la mejor cancha de tierra de Comodoro y equipos grandes han venido a participar y se ha llenado. Han pasado muchas personas desde niños a veteranos y siempre destacaron las condiciones de la tierra”, resaltó la dirigente deportiva.
“En el 2017, luego del temporal pensamos que no íbamos a poder mejorarla ya que las lluvias la habían destrozado, pero se pudo, costó mucho trabajo pero se logró no sólo recuperarla, sino, agregarle otras cosas y eso nos motivó a seguir trabajando”, recalcó Marta Casas.

Te puede interesar
Misa en la Escuela San José Obrero: los vecinos pidieron por la educación y los empleados públicos

Hubo momentos muy críticos, pero “sucede que los hombres de Comisión Directiva le dedicaron muchas horas a la recuperación de la cancha en varias ocasiones. Como un dato para graficar el esfuerzo, cuando volvimos de local con Argentinos Diadema, jugamos en una cancha con el piso congelado. Era pleno invierno pero las ganas y energías de los dirigentes y jugadores lograron que se realizara el partido”, contó Marta.
Mientras se concrete el movimiento de suelo y posterior colocación de la alfombra, Marta contó que, “los chicos entrenarán en la canchita auxiliar y gimnasio que tenemos arriba del SUM, en la media que se pueda. Será complicado, pero el motivo es más que suficiente como para acomodarnos a las circunstancias. Seguramente haremos de local en canchas de los rivales, es decir, cambiaremos la localía, además de tratar de contar con el Estadio Municipal o alguna cancha alternativa”.

“La alfombra ya está en proceso y se estima que en 30 ó 45 días estará terminada en Buenos Aires, ya que la fabricación está a cargo de Espartano. Tenemos este tiempo para acomodar el suelo”, agregó Casas.

En el cierre, la titular del club de zona norte dijo: “nuestra cancha de tierra quedará en la retina de todos. Porque dejó recuerdos imborrables, alegrías inolvidables. Pero el club se viene con todo, no vamos a detener la marcha. Seguiremos creciendo para el bien de una comunidad que lo necesita”, completó.

Comentar
- Publicidad -