Nuevo logro judicial en búsqueda de normalizar el gremio municipal

La Agrupación Celeste y Blanca, que lideran Oman Unquén y Raúl Montenegro, recibieron la documentación de “una nueva sentencia definitiva” de la Cámara de Apelaciones, la que se expide sobre la denunciada “situación irregular desde hace tres años, del sindicato municipal, lo que provoca incertidumbre, malestar, afectación en provisión de equipos y la falta de presencia gremial en las negociaciones paritarias, una de las situaciones más inquietantes para los compañeros trabajadores”, señalan los gremialistas.
La definición jurídica atiende los reclamos por “una asamblea trucha en la que se intentó justificar una junta electoral ilegal, luego de la renuncia de parte de sus miembros pero, a pesar de ello, David González intentó disfrazar una asamblea que volviera a ponerlo en funciones al frente de un gremio que hoy, prácticamente no existe”, señalan Montenegro y Unquén.

Pese a la situación pero previendo las intenciones de “no querer dejar un cargo”, los municipales denunciantes señalaron que “seguramente el cuestionado secretario general intentará una nueva apelación que podría costar miles de pesos, dineros que debería cubrirlos de sus propio bolsillo y no exponer los fondos del gremio que, en definitiva, son nuestros aportes manejados y mal gastados discrecionalmente”.
Rosa Barrientos señaló que más allá de la nueva sentencia de Cámara, “lo que pretendemos es una nueva elección transparente y siguiendo los pasos correspondientes como si empezáramos de cero y en la que, tal como se lo hemos dicho, podría participar el mismo González, poniéndose a consideración de los trabajadores municipales en el marco de una elección que dé oportunidades a todos”.

Te puede interesar
Linares: “Cuando no hay gobernabilidad se reprime”

En la posición más dura, también se señala que “de no tener respuestas positivas de parte de David González a la nueva instancia judicial, pretendemos realizar una autoconvocatoria a asamblea para definir una situación que se extiende por tres años, que ha pasado por cinco instancias judiciales y que, lamentablemente, sigue perjudicando a los trabajadores municipales que se nos acercan con reclamos luego que, en reiteradas oportunidades, se acercan al sindicato pero se encuentran con sus puertas cerradas”.

 

Comentar
- Publicidad -