Los “extorsionadores” continuarán con prisión preventiva y arresto domiciliario

Nanci Bazán y Darío Gómez, continuarán bajo arresto domiciliario y prisión preventiva respectivamente, hasta el 3 de octubre. Se trata de los imputados por extorsionar a potenciales clientes que eran engañados bajo un falso ofrecimiento de servicios sexuales.

La mañana del viernes se llevó adelante una audiencia de revisión de las medidas de arresto domiciliario y prisión preventiva de los imputados, Nanci Beatriz Bazán y Darío Rubén Gómez, quienes son investigados por la Justicia por el delito de “extorsión, dos hechos en grado de tentativa y dos consumados, bajo la modalidad de asociación ilícita, tres de ellos simulando autoridad pública”, en calidad de coautores.

El acto estuvo presidido por el Juez Penal Martín Cosmaro, por el Ministerio Público Fiscal estuvo presente, Verona Dagotto, fiscal general y por la defensa de los imputados, Esteban Mantecón, defensor público.
En este marco, tras recordar los hechos que dieron lugar a las imputaciones, la fiscal solicitó que se mantengan las medidas de coerción impuestas sobre Bazán y Gómez por continuar vigentes los peligros procesales de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Por su parte la defensa negó la existencia de tales peligros reiterando el pedido de libertad de los imputados u otras medidas de coerción menos gravosas.
Finalmente el juez penal resolvió hacer lugar al pedido de la Fiscalía y decidió mantener las medidas de coerción hasta el 3 de octubre del corriente.

Te puede interesar
Un hombre herido y su hijo ileso tras volcar en El Infiernillo

Extinción

Otro de los imputados en la causa era Cristian Osorio Bazán, quien falleció luego de agonizar cerca de 15 días en el Hospital Regional luego de que el 1 de junio se desatara un incendio en la celda que compartía con otro preso lo que le provocó gravísimas quemaduras en vías aéreas y el resto del cuerpo, que posteriormente terminaron causándole la muerte.
En este sentido, a partir de la muerte del joven se determinó la extinción de la acción penal.

El hecho
El 2 de mayo los tres imputados, entre ellos el fallecido, fueron detenidos luego de una serie de allanamientos al integrar una banda que ofrecía servicios sexuales a través de redes sociales y luego de intercambiar mensajes y fotografías con potenciales clientes, los extorsionaban solicitando dinero y pertenencias a cambio de no difundir las capturas de pantalla, todo ello con el agravante de que incluso uno de ellos fingía ser el segundo jefe de la Brigada de Investigaciones, Pablo Lobos, amenazando a las víctimas con “mandarle a la policía” o hacerles allanamientos en caso de no abonar las sumas solicitadas.

Comentar
- Publicidad -