La Escuela Especial Nº 514 cumplió 120 días sin clases

La Escuela Especial Nº 514 se encuentra ubicada sobre la calle Figueroa Alcorta 51 y es una de las instituciones educativas de Comodoro Rivadavia a la que asisten niños con discapacidades motoras y múltiples, que cumplió 120 días sin clases debido al mal funcionamiento de su caldera.

Anahí Vargas, directora del establecimiento en diálogo con Crónica comentó que durante el receso invernal se intentó solucionar la problemática, sin una continuidad en la calefacción los días siguientes, con fallas en la caldera, a la cual se les realizó modificaciones y según un profesional que se acercó a la Escuela 514, el equipo estaba en condiciones, sin poder detectar el porqué de su apago.

“Son 120 días que nuestros hijos no pueden concurrir a clases, visualizando qué hacer ante esta situación, pero lamentablemente no tenemos el financiamiento adecuado y en Comodoro no se respeta el derecho a la educación”, agregó Mónica Haro, madre de uno de los alumnos.

En este sentido, Nancy Báez otra de las madres responsabilizó al Gobierno Provincial y a todos aquellos que deben brindar una respuesta al problema. “Los días perdidos de clases no se recuperan y es un problema que comenzó el 7 de mayo. La Escuela es calefaccionada solamente por un par de horas y lo que realmente sentimos es un gran abandono”.

Te puede interesar
Docentes cortan la ruta en reclamo del pago de sueldos

Asimismo, la madre sostuvo que en la ciudad no se respeta el derecho al desarrollo cognitivo, a la inclusión y a la continuidad de los procesos educativos.

“A pesar de todos los reclamos por la reparación de la caldera de la Escuela Especial Nº 514, al día de hoy no tenemos una respuesta favorable, solo se sigue intentando que la caldera funcione más de 24 horas”, recalcó.

Por otro lado, Báez enfatizó que se trata de un abandono a la educación. “No tenemos una fecha para el comienzo de las clases y con suerte lo haremos en primavera cuando nos calentemos con la luz solar. Las respuestas son buenas voluntades y el problema pasa por la falta de inversión. Si una caldera después de 120 días no está preparada para que funcione, quién es el responsable”.

Para culminar, Vargas puntualizó que no exigen prioridad, pero saben que no todos los alumnos tienen el acceso a la sociedad o recreación en otros lugares que no sea su casa, “y en estos casos la Escuela muchas veces es su salida social y cultural y eso se lo podemos dar acá. No es lástima, sino reclamar un derecho”, finalizó.

Comentar
- Publicidad -