Encuentran asesinado de dos tiros a dueño de una metalúrgica en barrio Laprida

El copropietario de un taller metalúrgico en barrio Laprida fue encontrado por un hijastro y dos compañeros de trabajo con dos disparos de arma de fuego en la tarde de ayer en su domicilio de la calle La Habana 588 de la zona alta sur del popular barrio del noroeste de esta ciudad.

Fue identificado como Bernavel Antonio Valverdi, tenía 54 años, vivía solo y lo habían visto por última vez el sábado 27 cuando salió de su trabajo, a unas 3 o 4 cuadras de su casa.
Presentaba dos impactos de bala de un arma calibre chico, posiblemente 22; el disparo mortal habría sido uno que presentaba en el lado derecho del pecho, en tanto el restante disparo lo presentaba en la pierna derecha.

En el lugar trabajaron la Policía Científica con anuencia del funcionario fiscal Facundo Oribones y de la División Policial de Investigaciones (DPI), aunque también se hicieron presentes los titulares de la Unidad Regional comisario general Ricardo Cerdá y comisario inspector Luis Mellado.

Todo un misterio. Dos disparos y pocos signos de violencia; tampoco de robo
Se trata del homicidio número 14 en esta ciudad en los siete meses que lleva el año 2019. En este caso, hasta anoche todo era un misterio y proseguían trabajando los investigadores policiales en el lugar.

El trabajador metalúrgico tenía un entorno familiar chico y no muchos amigos que lo visitaran, según se confidenció.
Había dejado la metalúrgica el sábado a últimas horas de la tarde, y se deberá recabar y recrear qué hizo y con quién o quiénes estuvo reunido desde entonces.

Ayer, a eso de las 15:30 llegaron tres compañeros de trabajo, Rubén Osvaldo Vera, Leonel Alexander Vera y Luis Alberto Páez, este último, hijastro de la víctima.Llegaron por encontrarse preocupados ya que el lunes no acudió a trabajar ni ayer, y tampoco respondía a llamados y mensajes que le realizaron a su teléfono celular. Al llegar, encontraron todas las aberturas cerradas pero había luces encendidas, entonces se asomaron a una ventana del sector de la cocina, observaron al interior y se encontraron con el cuerpo tirado en el piso. Con un cortafierro y una masa rompieron la puerta e ingresaron.

Te puede interesar
Rápido auxilio a un hombre con convulsiones en Sarmiento y Mitre

“Era un buen vecino, no se metía con nadie”

El cuerpo estaba en posición cúbito lateral izquierdo, y con manchas hemáticas en la zona del cráneo. Se comunicaron con el 101 del Centro de monitoreo urbano y estos a su vez informaron a la Comisaría de Laprida.

“Era un buen vecino, no se metía con nadie; realmente esto nos conmueve; no podemos entender qué pudo haber pasado” confidenciaba una vecina de esa zona alta del sur de Laprida, cercana a uno de los cerros que rodean el barrio.
“No hay signos de violencia o de faltantes a simple vista, pero está trabajando la Policía científica y ellos darán luego un informe preliminar al fiscal de la causa” dijo por su parte el jefe de la Unidad Regional.

En el patio pequeño, se encontraba estacionado el automóvil de la víctima, un Volkswagen Gol color oscuro patente NSZ 234, y al costado el portón de acceso a la casa de material con una escalera angosta de cuatro escalones.

Ya cerca de las 20 llegaba la morguera que trasladaría el cuerpo del infortunado Bernavel Antonio Valverdi a la morgue judicial, y en el lugar continuaban trabajando los investigadores policiales de la DPI con el comisario Andrés García y subcomisario Pablo Lobos a la cabeza.

Un caso que hasta anoche, se presentaba por demás difícil de resolver.

Comentar
- Publicidad -