Cocha y el Beto Alonso, conversaron con vecinos en el barrio Moure

El precandidato a vice intendente, Gabriel Cocha visitó junto a la estrella del fútbol nacional Norberto “Beto” Alonso a vecinos del barrio Moure, uno de los sectores más afectados por la inundación de 2017. Recorrieron el Merendero Una Sonrisa para Mi Barrio, la biblioteca e hicieron un picadito con los chicos que se juntaron en la canchita. “Si no cambiamos esta realidad en la ciudad nos quedamos sin futuro. Se necesita voluntad, trabajo en equipo. Entre todos, podemos mejorar los espacios y generar nuevas oportunidades sobre todo para los jóvenes”, señaló Cocha.

“Laburar es el secreto de todo. Inculcar la cultura del deporte. Hacer equipo y colaborar. Así se arma la columna vertebral”, agregó el Beto Alonso.

El ídolo del futbol añoró el viejo potrero y los códigos de la calle. “Ya no es lo que era. No pasaban cosas tan siniestras como pasan hoy”. Resaltó, entonces, la necesidad de manejarse con los valores que le dejaron sus “padres, la educación, la calle y la vida deportiva”.

Cocha destacó que “los vecinos del barrio están organizados, pero necesitan soluciones”. “Si nos juntamos nos potenciamos. Con poco cambiaria un montón. Hay que poner iluminación, plantar árboles, arreglar el zanjón, y llevarle tranquilidad a las familias”, enumeró.

Un breve resumen de los vecinos da cuenta que hace dos años, este sector fue devastado por la inundación. Se abrió una grieta y quedaron aislados. Bajó el agua pero el zanjón todavía sigue así. Ahora sirve para acumular basura.

Te puede interesar
Emergencia climática: investigarán a funcionarios y empresarios

Gracias al trabajo de los propios vecinos se pudo recuperar la canchita y se mantiene la limpieza del lugar. “Hacemos mucho trabajo social para rescatar a los pibes”, dijo Mauricio. Desarrollan actividades deportivas para los jóvenes y crearon una escuela de música “para sacar a los pibes de la droga”.

El Merendero funciona en una vivienda de plan, a cargo de Valeria y su familia. De lunes a viernes brindan desayuno y los sábados le agregan el almuerzo. Tienen inscriptos alrededor de 120 chicos. Circulan de manera permanente unos 70. Tienen en marcha un proyecto de ampliación.

“Hay que planificar las cuestiones a futuro. Este espacio lo pones lindo, haces un punto de encuentro y cambias el barrio. En los últimos años nadie hizo nada. La idea es que tengamos algo mejor”, indicó Cocha.

Por su parte, Valeria relató que “apenas empieza a llover, la gente se desespera y se viene a golpear la puerta. Vienen a pedir auxilio pero no tenemos más. Los que nos quieran ayudar son bienvenidos. Las iglesias, las peñas. No hago política”.

El sector se encuentra entre los barrios Moure, San Cayetano y Cerro Solo, no tiene denominación particular ni pertenencia. Es un espacio indefinido, lo que genera inconvenientes para los trámites.

Por último, Cocha celebró que el merendero haya conseguido la personería jurídica, a través de la IGJ, “ahora lo van a poder potenciar y sumar”, dijo, pensando en la obra de ampliación que van a poner en marcha.

Comentar
- Publicidad -