Atacan a tiros desde un auto a chico de 15 años, es alcanzado por un disparo y muere en el hospital

Trelew, (Agencia).- Un chico de 15 años fue atacado a tiros desde un auto ayer a la madrugada, cuando aparentemente volvía a su casa en bicicleta y una bala lo mató.

Según la policía, recibió un solo disparo que entró a su cuerpo por la cadera y salió por la zona abdominal provocándole el deceso ni bien llegó al hospital.

El hecho ocurrió en una esquina del barrio Tiro Federal, en un sector periférico del noreste de la ciudad, y ahora investigan si la víctima se tiroteó con el asesino.

El muchacho asesinado fue identificado por la policía como “Javito” Currumil y, según las autoridades de la Comisaría Segunda que por razones de jurisdicción tomaron intervención en el homicidio, tenía 15 años y no 19, como se había dicho en un principio.

Al chico le encontraron entre sus prendas de vestir una munición calibre 9 milímetros, se dice que “intacta”, al momento en que le secuestraron la ropa en el hospital para hacer pericias, por lo que sospechaban los investigadores que pudo haber intercambiado disparos con el que lo atacó.

También se decía que no andaba solo sino con al menos otros dos jóvenes, pero la policía –oficialmente- no quiso confirmarlo; sí admitió que había al menos dos testimonios claves que podrían ayudarlos a encontrar al asesino.

Investigan si hubo intercambio de disparos

Ahora también investigan si a Currumil lo siguieron, si él venía escapando del criminal o si lo estaban esperando en la esquina en donde supuestamente fue alcanzado por uno de esos disparos que le efectuaron y que terminó con su vida.

De acuerdo a lo que confirmaron fuentes allegadas a la investigación, el joven fue herido cuando transitaba en su bicicleta por la esquina de Cipolletti y José Ingenieros. Ahí lo habrían atacado momentos antes de las cinco y media efectuándole una sucesión de disparos desde un automóvil de color oscuro, tripulado –según vecinos del lugar- por al menos dos personas.

A la victima le habrían tirado con un arma de grueso calibre. En principio se decía que podía ser una pistola 9 milímetros o una 11.25, pero con el paso de las horas, el jefe de la Regional de Trelew, el comisario Vargas salió a hablar públicamente del caso y ahí afirmó que el arma era de un calibre más chico aventurando que pudo haber sido un revolver 38 o un 32.

Te puede interesar
La Policía de Chubut advierte sobre estafas telefónicas

El comisario Vargas fue muy hermético al momento de hacer declaraciones. Confirmó lo del balazo a la altura de la cadera que terminó matando a la víctima y clarificó que el impacto “tenía orificio de entrada y salida. Por eso se podía presumir que eran dos los disparos, pero es uno solo, que tenemos confirmado hasta el momento”, reafirmó Vargas.

Con respecto a la edad del fallecido dijo que tenía “15 años, lamentablemente un chico muy joven, y es lo que nos asegura un familiar cercano a él”, agregó.

Ratificó lo que se dijo extraoficialmente entre las primeras versiones del hecho, que la victima “se desplazaba en bicicleta, se acerca un vehículo (desde el que) le efectúan un disparo, y eso es lo que tenemos”, señaló.

Más adelante insistió: “No puedo brindar muchos detalles, ya que es un hecho muy reciente, se está trabajando en el mismo y por ahí, cualquier declaración que uno pueda hacer puede perjudicar la investigación. Por eso debemos ser muy cautelosos”, dijo.

Así las cosas, hasta anoche no se confirmaba si había habido alguna detención en relación al crimen. Extraoficialmente trascendió que buscaban corroborar si era cierto que el chico había recibido alguna amenaza en los últimos días y de qué tenor o con respecto a qué.
Otra de las versiones que circuló en torno al perfil del fallecido fue que era un chico que tenía antecedentes y entonces se le preguntó al jefe de la Regional sobre esta cuestión, a lo que lacónicamente contestó: “Por ser menor de edad, no contamos con esos registros”, aseguró.

El segundo crimen

El de este jovencito de 15 años es el segundo crimen en menos de veinte días que ocurre en Trelew. En un hecho similar la tarde del viernes 12 mataron a Sergio Chapingo, de 20 años, en el barrio Don Bosco, en la zona norte de la ciudad y al asesino todavía no lo pueden encontrar.

Chapingo al igual que “Javito” recibió un tiro que le ingresó por la cadera y murió al día siguiente en el hospital. Su padre está imputado en una causa por abusos sexuales en una institución para discapacitados mentales y el juicio se iba a posponer porque se decía en el ambiente tribunalicio que la muerte de su hijo no lo había dejado en condiciones para afrontar el debate.

Comentar
- Publicidad -