La policía disparó gases lacrimógenos contra manifestantes en Hong Kong

La policía disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes, que acusan negligencia de las fuerzas de seguridad tras un ataque sufrido el pasado domingo.

Miles de personas volvieron a tomar las calles de Hong Kong este sábado pese a que la policía –en un hecho inusual– había prohibido las manifestaciones. La masiva reunión se realizó en el distrito de Yuen Long, donde el domingo pasado 45 personas resultaron heridas al ser agredidas con cañas de bambú y barras metálicas por un grupo que se opone a las protestas contra el gobierno prochino.

Este sábado la policía volvió a pedir que se anulara la manifestación, y por medio de un comunicado exigió que los reunidos se dispersaran argumentando que “algunos de los manifestantes sujetaban barras de hierro y escudos artesanales, y también arrancaban vallas de las carreteras”, por lo que se quería evitar un “posible deterioro de la situación” y ataques a lugareños.

La protesta, además de reclamar contra la suspendida ley de extradición, también tiene como objetivo poner de relieve el descontento de buena parte de la ciudadanía con la actuación policial, a la que acusan de negligencia a la hora de actuar contra el grupo de hombres vestidos de blanco que atacaron a los manifestantes en la estación de metro de este barrio del extrarradio, de los que tan solo doce fueron detenidos.

Te puede interesar
Estatales confirman paro y presencia en las rutas de Chubut

Gases lacrimógenos

“Todos los que vinimos aquí lo hicimos por nuestra cuenta”, declaró una empleada del sector sanitario, de 25 años. “Así que no creo que esto sea una concentración ilegal, yo vine simplemente como individuo para expresar lo que pienso”, explicó. Los grupos prodemocracia, sin líderes definidos, suelen coordinar sus acciones mediante mensajes por redes sociales y carecen de una estructura reconocible.

A eso de las 17 (hora local) las fuerzas de seguridad decidieron actuar contra los manifestantes, disparando gases lacrimógenos tras unos momentos de tensión con algunos manifestantes, quienes lanzaron objetos contra los policías. En otro comunicado, la policía confirmó que estaba llevando a cabo una “operación de dispersión” después de que un “nutrido grupo” de manifestantes rodease la comisaría del distrito, lo que obligó a suspender el servicio de la oficina de denuncias.

Comentar
- Publicidad -