Grooming: “Los chicos son huérfanos digitales que crecen al compás de las agresiones de las redes”

Hernán Navarro, preside la ONG Grooming Argentina. En un reportaje a una radio de Trelew,  dio otro dato que da temor: “Un adulto tarda 14 minutos en lograr que un menor se desnude”. El grooming es un término de la lengua inglesa que significa “acicalar” en español. Es un término que se utiliza para hacer referencia a todas las conductas o acciones que realiza un adulto para ganarse la confianza de un menor de edad, con el objetivo de obtener beneficios sexuales.

En virtud de la definición dada, se puede deducir que el grooming es un tipo de acoso por parte de los pedófilos y pederastas. Como tal, el agresor busca persuadir al niño para crear una “amistad”, y de esta manera lograr un acercamiento que le permita obtener imágenes, vídeos con contenido sexual, e inclusive un posible acercamiento físico para abusar sexualmente de la víctima. En este tipo de delito internet  y las redes sociales juegan un rol clave para que se consume el ilícito.

El grooming, en primer lugar, estudia a la víctima al conocer cuáles son sus intereses, gustos, actividades, entre otros. Generalmente, el primer contacto se realiza en las redes sociales, y en ocasiones el agresor falsifica su identidad pasándose por otro menor de edad, lo cual le facilita obtener todos los datos personales del menor ya que le crea más confianza a la víctima.

Una vez consolidada la relación de amistad y la confianza, el agresor no duda en empezar el acoso sexual, solicitando al menor material pornográfico, o un encuentro sexual. De lograr su cometido, el agresor le pedirá cada vez más imágenes o vídeos que lo satisfacen, y en el caso de obtener en alguna oportunidad un rechazo por parte de la víctima, será chantajeada por parte del agresor con la amenaza de divulgar todo el material que posee e informar a sus familiares sobre la situación.

El caso de Trelew

Esta repudiable metodología, nacida desde el largo y ancho universo de Internet se ha convertido en un flagelo casi incontrolable en el mundo. Y como parte de ese mundo, Chubut no es ajeno. Por el contrario, los casos que se registran en nuestra provincia crecen en cantidad y representan una gran amenaza para la integridad y el futuro de los chicos y una preocupación, muchas veces sin solución de los padres. El caso más resonante se conoció hace un par de semanas en Trelew con la detención de un profesor de historia de una escuela secundaria. La víctima: una de sus alumnas de 13 años de edad. Los denunciantes fueron sus padres y la eficaz investigación policial y de la Fiscalía de esa ciudad, podrían mandar al individuo a purgar una pena de entre 10 y 15 años de prisión.

Te puede interesar
Balearon la camioneta en la que se moviliza el ministro Federico Massoni

“Me cuesta decirlo, duele decirlo. Los chicos son muchas veces huérfanos digitales, que crecen solos sin la mirada de papá y mamá. Se invierten los roles donde el chico le tiene que enseñar al padre, hay un corrimiento”, señaló para agregar que “la preocupación va de la mano del desconocimiento de todo esto que está pasando. El adulto debe comprender que en el momento en que le da tecnología al chico, pierde automáticamente el control. Los pibes construyen su personalidad en ese ámbito digital. Los adultos no están preparados para penetrar en ese mundo. El miedo y la preocupación se tienen que transformar en empoderamiento. Salir de ese rol, de ese corrimiento, donde los chicos mandan y educan a los padres”, dijo el especialista Hernán Navarro de la ONG Grooming Argentina. Los conceptos de Navarro fueron vertidos en la FM Tiempo de Trelew tras la detención del profesor.

Y agregó algo clave, no solamente para este flagelo: “El diálogo de los padres con sus hijos es fundamental, diría que casi determinante. Desintoxicar a los chicos digitalmente también tiene que ver con construir una ciudadanía digital responsable”, aseguró Navarro. Y agregó: “producir el desvío natural de la sexualidad es la nueva modalidad del abuso sexual infantil. Niños, niñas y adolescentes están siendo abusados sexualmente en internet, sin contacto físico, a través de cualquier plataforma digital”.
Reveló un dato preocupante en cuanto al uso de las redes: de cada 10 casos de Grooming, 9 son en la fase digital mientras que uno, llega al contacto sexual. Es decir que el 90% de los casos, el “Grooming” se produce por internet. El doctor Navarro, denunció que hay redes de contenido pornográfico que buscan esos materiales y que usufructúan de los mismos.

El delito más rápido

“Hace un mes estuve en la cumbre mundial de seguridad virtual de Facebook en Nueva York, en representación de Argentina. Midieron cuánto tarda una persona adulta en lograr que un niño se desnude. El resultado fue de 14 minutos”, contó. “Es el delito más rápido del mundo en el mundo digital. La mayoría de los casos, comienzan y terminan en el mundo digital. No trascienden al encuentro físico, es decir el 90%”, consignó. Los especialistas han coincidido sobre los últimos estudios que los daños a los menores han variado y se producen en el ámbito digital. Hay un cambio de mirada en cuanto a que para que sea grave, no hace falta que se llegue al contacto físico. “Desde nuestra mirada entendemos que estamos ante una figura que tiene que ver con un pederasta digital, que abusó de niños, niñas y adolescentes en ese campo”. Fuente: MPF Of. Rawson

 

Comentar
- Publicidad -