Julio Debonat con ambiciosos proyectos para el futuro de Comodoro Rivadavia

Desde el llano, con ideas de trabajo que comenzarían en un futuro inmediato y se prolongarían en el tiempo, Julio Miguel Debonat se lanza a la lucha política por lograr la intendencia de Comodoro Rivadavia con la lista 151 Juntos A del Partido Independiente del Chubut (PICh), abrazando y compartiendo ambiciosos proyectos “que son posibles, que necesitarán mano de obra y que lograrán financiamientos honestos por un mejor futuro para nuestra ciudad”, señala.

Acompañado por el precandidato a viceintendente, Claudio Sandoval Valenzuela, y por los precandidatos al Concejo Deliberante, Miguel Schneider y Hernán Alberto Saez, quien pretende llegar a dirigir los destinos de la ciudad basa su intención de captar los votos comodorenses en cinco puntos principales, en el marco de un proyecto amplio que se afianza en lo social, como lo son un banco municipal, camino alternativo, asfalto, acueducto y 10.000 viviendas, “las que seguramente se transformarán en la casa digna que se merece el vecino y que sigue esperando después de muchos años de promesas incumplidas”.

Junto a Julio, Claudio Sandoval apuesta -como eventual titular del Concejo- en “trabajar desde lo legislativo por la reconversión económica que nos permitirá avanzar hacia una ciudad moderna que afianza la pertenencia y cierre definitivamente la puerta al campamento petrolero al que se llegaba solo para hacer dinero y luego volverse a sus ciudades de origen”.

Te puede interesar
Linares: “El vecinalismo merece todo el reconocimiento del Municipio”

Sáez y Schneider apoyan la intención de crecimiento a través del valor agregado, de manufactura propia, “desde un nuevo parque industrial, de la actividad pesquera que debe volver a surgir, del recupero de antiguas ideas que -desde Trabajo Ciudadano- apuntó a una universidad tecnológica que vuelva a potencial a los egresados universitarios por su excelencia profesional”.

Desde su rol de empresario, Julio Debonat también pretende “sostener la palabra prometida a través de los proyectos que se presentan porque, la intención de sumar votos no puede estar atada a ganar electores y luego olvidarse de lo que dijimos. Debemos honrar la palabra y es así como se crece; debemos mantener nuestras ideas firmes de cara a un futuro que, en diferentes etapas, creemos que podemos alcanzar para transformar a Comodoro en una “nueva Dubai”, pequeña quizás pero que pueda mostrar la riqueza que tenemos y que, nada más, hay que saber administrar para que llegue a todos, gestionando acciones reales para concretar las promesas electorales que hasta ahora, siempre han sido vacías”.

Comentar
- Publicidad -