Trump reinstaura la pena de muerte federal tras una moratoria de 16 años

William Barr

El gobierno Trump ordenó este jueves la reimplantación de la pena capital a nivel federal después de 16 años de pausa sin ejecuciones.

El secretario del Departamento de Justicia, William Barr, requirió a los responsables de prisiones que programen un calendario de penados a la máxima condena por juicios de asesinato. La previsión es que estas inyecciones letales se produzcan entre diciembre de 2019 –la primera sería el día 9– y enero de 2020. Que se haga una programación no significa que se vaya a cumplir necesariamente. Los reos siempre pueden plantear recursos y reclamaciones que las retrasen.

La ultima ejecución fue en 2003. Louis Jones Jr. dio entonces su suspiro definitivo por marta a una soldado de 19 años.

A federal, sólo se registraron tres ajusticiamientos de este tipo desde 1963, según datos del Death Penalty Information Center (DPIC), entidad que se opone a este correctivo.

“El Congreso ha autorizado expresamente la pena de muerte a través de la legislación adoptada por los representantes electos, tanto en la Cámara Baja como en el Senado, y cuenta con la firma del presidente”, señaló Barr en su comunicado.

“El Departamento de Justicia defiende el imperio de la ley y les debemos a las víctimas y a sus familias sacar adelante las sentencias impuestas por nuestros tribunales”, subrayó.

Te puede interesar
Encarcelaron a un adolescente que amenazó con explotar un avión por Snapchat

Este pronunciamiento marca del final de una moratoria informal en las ejecuciones de reclusos federales. Este lapsus se estableció mientras el propio departamento y la administración penitenciaria revisaban el procedimiento de los fármacos utilizados. Este vació todavía se reforzó más en la época Obama por la oposición personal de su primer fiscal general, Eric Holder, a la pena capital. Holder, sin embargo, aprobó que los acusadores públicos buscaran y solicitaran esta condena en las vistas orales.

Comentar
- Publicidad -