Muerte de Pedro Cárdenas: era “corpulento y había ausencia de todo tipo de defensa”

El fiscal Iturrioz considera, por algunos indicios, que la muerte del comerciante podría tratarse de un suicidio.

Para el fiscal general Héctor Iturrioz hay dos posibilidades en la muerte del comerciante José Pedro Cárdenas (el próximo 6 de agosto cumpliría 49 años): homicidio o suicidio, aunque considera que la segunda posibilidad sería la más concreta a juzgar por algunos indicios.

El hombre que apareció muerto de una puñalada en el pecho a la altura de la tetilla izquierda y sentado al volante de su camioneta Toyota Prado dominio JPK 944 estacionado sobre calle La Pinta 3.005, en las afueras del domicilio donde reside su expareja Daiana Pérez (24), en barrio La Floresta. Antes había mantenido una dura discusión con la joven mujer.

Justamente, Daiana Pérez había alertado llamando al 101 de la presencia del hombre que tenía prohibición de acercamiento.

Cuando llegaron efectivos policiales de la Comisaría Cuarta encontraron al hombre sentado al volante, aunque ya estaría sin vida pese a que llamaron una ambulancia.

“Despiértenlo, se está haciendo el dormido seguro” cuentan que le escucharon decir a Daiana Pérez, la joven a quien la víctima doblaba en edad y con la cual eran padres de un niño de 2 años.

Justamente, el 7 de enero del cte. debieron internar al niño con lesiones compatibles con maltrato. Aquella vez el hombre ‘secuestró’ del hospital al menor y posteriormente la justicia decidió quitarle la tenencia a ambos y ponerlo al cuidado de otro familiar.

Te puede interesar
Está con libertad condicional y en apenas dos días cayó dos veces detenido por intentos de robo en Km. 8

¿Lesión autoinfligida?

Es lo que dejó entrever el fiscal general Héctor Iturrioz en una entrevista radial ayer basando sus dichos en el informe preliminar de la autopsia y de la Policía Científica habló de ciertos indicios.

“La víctima era un hombre corpulento y había ausencia de todo tipo de defensa en una persona como él” dijo, y descartó que la mujer hubiera podido apuñalarlo.

“Es una mujer menudita de cuerpo” señaló, agregando que aún faltan esperar pruebas de ADN de un cuchillo del tipo tramontina color negro y con sierra filosa con presuntas manchas hemáticas y también pruebas similares de la camioneta.

Asimismo, señaló del informe preliminar de la autopsia que detectaron en el lugar de la mortal lesión: “Dirección de contrafilo de derecha a izquierda y una herida cortante, coincidente con una autolesión”.

De todas maneras, se trata por el momento de indicios pero se sigue trabajando y procurando recabar testimonios de posibles personas que hayan escuchado o visto algo la noche del martes cuando ocurrió el fatal suceso que epilogó con la muerte del propietario de la distribuidora de bebidas “Nelly”.

Comentar
- Publicidad -