Celebración de UOCRA

UOCRA se consagró campeón del torneo Apertura de la División de Honor de futsal al vencer anoche tres a dos a Lanús en un gimnasio Municipal Nº 1 lleno y que aplaudió una serie atractiva, pareja y de alto nivel.

Fue el que más propuso durante los tres puntos de la final y con una propuesta ambiciosa y de querer ser protagonista siempre, se quedó innegablemente con la consagración, además de contar con Jeremías Asencio que terminó siendo el mejor jugador del campeonato.

Anoche el partido se abrió rápido porque antes del minuto Lanús ya ganaba uno a cero con el tanto de Pablo Hernández, pero el desarrollo le correspondió al elenco constructor, que repetidamente miró hacia adelante, y si bien no generó tantas chances como en los dos cruces anteriores, de igual modo suscitó claras oportunidades, pero no pudo definir ante un rival que estuvo más atento.

En casi todo el primero tiempo el trámite tuvo la postura de un UOCRA yendo y probando ante un rival que conservó el resultado y que progresó cautelosamente cuando pudo. A diferencia de las dos finales anteriores hubo mayor concentración para defender y no se vieron muchos espacios, entonces costó llegar al gol. Hasta que a tres minutos del final de primer tiempo el arquero Tomás Toledo efectivizó uno de sus habituales remates desde su campo para meter un golazo al ángulo y estampar la paridad que, por lo realizado, era más que merecido.

Te puede interesar
El entrenador de los campeones mundiales capacitó a taekwondistas caletenses

En el complemento la tendencia fue similar con el adelantamiento del constructor. Pero el que rompió nuevamente la paridad fue el adversario con un gran slalom individual de Ezequiel Pinda, que por derecha y hacia la izquierda eliminó varias marcas y ejecutó un fortísimo zurdazo para el dos a uno.

Y otra vez tuvo que remar el elenco guiado por José Ávila, y con Darío Curzio en el puesto de pivote, bien sobre el medio, pudo puntear para establecer el dos iguales apenas unos instantes después.

Si bien fueron más cautelosos desde ese instante, los dos instalaron numerosas posibilidades, aunque siempre dio la sensación que ofreció algo más UOCRA por moverse más tiempo en campo enemigo, convirtiendo en figura al arquero Facundo Mansilla. Pero el Granate no solo aguantó, sino que también generó y metió un par de remates en los palos.

Y a tres minutos del final se produjo la mayor incidencia de la noche, porque tras un saque de esquina, nuevamente buscaron los centímetros de Curzio, que con un ángulo muy cerrado cabeceó cruzado y la puso rosando el travesaño para el glorioso tres a dos. En los últimos minutos ingresó el arquero Daniel Almonacid que con su manejo y sus remates inclinó la cancha y estuvo cerca del empate, pero no pudo impedir del festejo de UOCRA.

 

Comentar
- Publicidad -