Fin de semana para disfrutar con los chicos y entre amigos

Luego del viento y sus violentas ráfagas, que causaron destrozos de árboles, voladuras de techos y cartelería, tanto el sábado como la jornada dominguera se prestaron para salir a caminar, a disfrutar de los espacios públicos con los más pequeños o para reunirse con amigos y celebrar el día al aire libre, gracias a un invierno que dio un respiro sobre la costa chubutense -Comodoro incluido- pese a las fuertes nevadas sobre cordillera que causaron complicaciones.

En esta ciudad y prácticamente en cada plaza de los diferentes barrios, los juegos estuvieron colmados de niños que disfrutaron de la benigna jornada y de las últimas horas del receso invernal pese a que, por motivos que no son climáticos, pareciera que la mayoría de los pequeños tendrá al menos un par de días más sin actividad escolar.

Los jóvenes y adultos también salieron a disfrutar de una jornada de sábado calma y a pleno sol, aunque sin olvidar los abrigos, para encontrarse con los amigos en una previa a otros encuentros para salir a bailar, reunirse para compartir una cena -aunque los asados no fueron muchos- o alguna guitarreada que permitiera el reencuentro especial en el día del amigo en los que, aunque humildes, no faltaron los regalitos sorpresas.
Con todo y más allá de la continuidad del período invernal, tanto el sábado como el domingo permitieron una búsqueda de aire fresco en plazas o en los paseos costeros, lo que fue ampliamente disfrutado por familias enteras que comparten esos momentos de salida y de “sano alejamiento” de las pantallas de televisores o computadoras, para revivir el disfrute de hamacas y toboganes o solo el encuentro cara a cara, persona a persona, y fundirse en un abrazo de amistad “como los de antes”, sin emoticones o mensajes de whatsapp.

Te puede interesar
Taboada: "Si la idea es meter presos a los dirigentes o pegarle a las maestras, van por el camino equivocado"

 

Comentar
- Publicidad -