Video: imputaron al atacante de la candidata a concejal de Godoy Cruz

Rodrigo Aznares, el militante radical que agredió a Gabriela Malinar, la candidata a concejal de Godoy Cruz por el Frente Elegí, se entregó este viernes en la Oficina Fiscal Número 4.

La fiscal Andrea Lazo imputó al empleado municipal de ese departamento por “amenazas coactivas en concurso real con daños”.

El violento hecho tuvo lugar en la provincia de Mendoza, cuando Gabriela Malinar recorría el barrio Jardín Sarmiento de Godoy Cruz, del departamento que comanda el intendente Tadeo García Zalazar.

La candidata del Frente de Todos repartía volantes y conversaba con vecinos cuando el hombre comenzó a agredirla. El agresor, que fue identificado como un empleado municipal, les exigió que se vayan del lugar: “Acá no entra Cristina, esto es de Cornejo. Si yo quiero te doy un tiro por estar en un lugar que no te corresponde”.

El ataque generó un repudio generalizado y el titular de la Unión Cívica Radical y candidato a Gobernador por el Frente Cambia Mendoza, Rodolfo Suárez, manifestó su solidaridad y la del partido radical.

“El Comité Provincia de la Unión Cívica Radical (UCR) expresa su solidaridad con la candidata a concejal Gabriela Malinar, y miembros de su equipo de trabajo, quienes fueron agredidos el pasado jueves en la plaza Rawson del departamento Godoy Cruz. Asimismo, manifiesta su más absoluto repudio y rechazo por el hecho de violencia ocurrido, pidiendo celeridad a la justicia para dar con el paradero del autor de este lamentable y triste acto, que puso en riesgo la integridad física de quiénes estaban presente”, comenzó el comunicado.

Te puede interesar
Filtraron 700 gigas de data sensible de la Policía Federal

Y continúo: “El radicalismo no ha tolerado ni tolerará que ninguna persona, por sí o arrogándose la representación de las ideas partidarias por las que milita, se apoye en el uso de la violencia u otros mecanismos para imponer o impedir que otros ejerzan su práctica política“.

“Desde la UCR, somos parte del repudio general en el que no hay lugar para grietas: la violencia política, la exclusión de ideas y la persecución por pensar distinto, no es un comportamiento aceptado en Mendoza por la dirigencia, que interpreta cabalmente la vocación de la sociedad mendocina por nutrir la sana convivencia a diario, basada en el respeto a las reglas, el cumplimiento de los deberes individuales y colectivos y la garantía del ejercicio de los derechos en un marco de orden”, concluyó.

Comentar
- Publicidad -