Revelan video sobre cómo el alunizaje pudo ser una tragedia

El ser humano pisó por primera vez en la Luna a las 4:17pm (hora de la Costa Este) del 20 de julio de 1969, hace ahora casi medio siglo. Una sonda espacial con dos astronautas a bordo alunizó mientras una nave, con otro tripulante, esperaba en órbita. La misión duró 21 horas y 31 segundos, tras casi cuatro días de viaje.

La misión Apolo XI, la quinta expedición tripulada al espacio de Estados Unidos, despegó del centro espacial Kennedy en Florida el 16 de julio, pero el tramo más crítico de un viaje crítico comenzó con el descenso hacia el satélite terrestre de la sonda tripulada por Neil Armstrong y Buzz Aldrin.

“¡El águila tiene alas!”, exclamó Armstrong cuando su sonda (bautizada Eagle, águila en ingles) se separó de la nave especial en la que habían viajado hasta la órbita de la Luna y comenzó el descenso.

A 6.000 pies de la superficie, saltaron dos alarmas, pero los astronautas decidieron seguir adelante. Armstrong tomó los mandos cuando comprobó que el lugar donde la computadora tenía programado alunizar estaba en un cráter. Quería encontrar el mejor lugar, pero el tiempo apremiaba: se estaban quedando sin combustible.

Mientras seguía descendiendo a gran velocidad, encontró un lugar aparentemente plano, pero en el último momento, a sólo 250 pies de la superficie, descubrió que tenía también un cráter y volvió a girar.

Te puede interesar
Video: la reacción de un perro “peligroso” para que una familia lo adopte

A sólo 100 pies (el equivalente a un edificio de 10 alturas), y con sólo 90 segundos de combustible disponible, el polvo lunar empezó a entorpecer los motores. La nave se aproximó al suelo, momento en el que Armstrong debía apagarla para evitar una explosión, pero lo olvidó.

Terminó posada inmóvil en la Luna con sólo 25 segundos de combustible disponible. Mientras los astronautas se preparaban para hacer historia con el primer paso del ser humano fuera de su planeta, Aldrin pidió a toda la humanidad que “diera gracias” por lo ocurrido en las últimas horas, durante el descenso, “cada uno a su manera”.

Durante esas dos horas y media, nadie excepto Armstrong pudo ver lo que desde la ventana de la nave espacial se veían al descender hacia la Luna. Ahora, la NASA  publicó un video inédito realizado a partir de fotografías reales tomadas por una cámara en la nave, para simular lo que vio Armstrong durante los momentos críticos del descenso.

Comentar
- Publicidad -