“Brujita Nor”: Duendes, brujas y personajes de caricatura cobran vida entre lanas y algodones

Norma Sánchez es fabricante de muñecos artesanales desde hace 20 años y aunque su predilección son los duendes está incursionando en otros motivos.

Ese fue el caso de la “Feria de la Patria” que organizó la Municipalidad en mayo del corriente año, donde presentó muñecos hechos exclusivamente para la fecha y sorprendió a todos. Se trató de los personajes de caricatura Patoruzú y Upa (el hermano menor de Patoruzú), reviviendo a los protagonistas de una de las revistas de historietas más famosas que tuvo nuestro país.

A quienes le preguntaban por la técnica lograda respondía que le había dado mucho trabajo lograr las expresiones de sus rostros y que la técnica era “soft”. Estaban hechos con poliamida y vellón de relleno. Y sin lugar a dudas una dedicación en los detalles fuera de serie. Aquella ocasión generó esta nota, para que transmita su experiencia, su recorrido y como cada vez, que incentive a otros a emprender en aquello que les guste.

Cuando se le consulta cómo comenzó menciona que siempre fue una mujer inquieta y solidaria. “Yo soy ama de casa pero cuando vivía el padre Corti trabajé muchos años con él por el afán de ayudar a otros” responde. Trabajó casi diez años como voluntaria en la Cooperadora del Colegio San Juan Bosco hasta que luego del incendio ocurrido en el 2008 su función quedó en pausa y sintió la necesidad de encontrar algo nuevo. Así empezó a estudiar y hacer diferentes cursos. Entre ellos bordado chino y soft. Esta última técnica es la que adoptó y desarrolla hasta hoy.

Comenzó haciendo muñecas de cocina, peponas para niñas, y otros hasta que observó una cierta saturación de esos modelos. “Conocí una profesora y viajé a Buenos Aires a realizar un seminario de duendes” recuerda. Luego de esa capacitación se dedicó por completo a ser una “duendera” como cuenta que se llaman internamente a los artesanos y manualeros que realizan esos simpáticos personajes. Ahora sí, compartimos la entrevista que brindó a Empresas + Negocios.

¿Qué es lo que más te gusta de hacer muñecos?

Primero porque te relaja y segundo porque te permite usar la imaginación. Las posibilidades son infinitas en cada creación. Y además también plasmás tu estado de ánimo.

¿Qué técnicas usás para determinar cada uno?

Si te fijás ninguno es parecido al otro, son todos diferentes y eso es porque depende mucho del estado de ánimo que tengas como te decía. Después mi técnica de armado sería en series de 10 o 15 por vez. Y tengo una obsesión, no puedo dejarlos a medio terminar. Por ejemplo hoy miraba la hora para venir acá -a Crónica- y me apuraba porque no me podía permitir que alguno quede sin piernas o sin cabeza. Siempre me pasó – confiesa con el mismo entusiasmo que sostuvo durante toda la entrevista.

¿Cuánto tiempo le dedicás a tu emprendimiento?

Si estamos próximos a una feria de artesanos comienzo el día creando y sigo quizás hasta la madrugada. No exagero si te digo que hasta como con el plato al lado de lo que estoy haciendo.

¿Te costó comenzar a vender?

No. Fue una vez que me sentí segura con las terminaciones que empecé a viajar por distintas localidades de Santa Cruz. Así durante cinco años, cuando acá todavía no existía esto de las ferias municipales. Desde el 2007 hasta el 2012. Un detalle es que allá en Santa Cruz, donde también me registré formalmente soy artesana, y acá mi nominación es manualista.

¿Los insumos se encarecieron? Y ¿cómo manejás los costos?

Sí, verdaderamente la piel sintética sobre todo. Encima en Comodoro no se consigue por lo que tengo que viajar a Buenos Aires a comprar. Pero siempre tratamos de mantener los mismos precios hasta donde se pueda.

Te puede interesar
Emprendedores: Noticias para para agendar, celebrar y compartir

¿Qué significa ser una “duendera”?

Es una pasión. Esto enamora y no podés dejar de hacerlo nunca más.

¿Y para el público qué significa?

Para ellos también es especial, siempre eligen al duende que aseguran que los está mirando. Y si un compañero de feria le dice eso se lo regalo inmediatamente. Siempre digo que el duende te elige a vos y no vos a él.

¿Cómo te diferenciás en tu stand de otros que también ofrecen duendes?

Armé un bosque en mi puesto. Nos dieron espacio y teníamos que diseñarlo por completo. Yo imaginé inmediatamente un bosque. Por eso tiene árboles, troncos, caramelos  y siempre, siempre llevamos con mi marido algo nuevo. Tampoco competimos entre nosotros porque cada duendero trabaja un material diferente y te puedo asegurar que hay clientes para todos. Yo los hago soft y otros lo hacen de parsec o porcelana entre otras técnicas.

¿En duendes de tu tipo sos la única en Comodoro?

Sí, estos solo se consiguen en Bariloche o El Bolsón. En un viaje me traje uno y cuando descubrí a la profesora viajé a capacitarme con ella y me apropié de la técnica por decirlo de alguna manera.

¿Das clases?

Me están pidiendo pero primero quiero terminar otro curso que estoy haciendo.

Te capacitás constantemente ¿qué aprendés en cada uno?

Aprendés diferentes maneras de hacer sus partes, por ejemplo sus pies no tienen que parecer manos o diferentes tipos de narices. Tengo uno por ejemplo que siento tiene nariz de chancho porque implementé una técnica nueva pero no me gusta y lo voy a desarmar y volver a lo anterior. Las orejas por ejemplo, las aprendí con una profesora de Colombia.

Implementaste también personajes de historietas locales. Contanos acerca de eso.

Sí, para fechas patrias llevo personajes de acá. El 25 de mayo presentamos a Patoruzú, La Chacha con sus empanadas, a Upa y a Pampero. A la gente les encantó y ahora me estoy preparando para el día de la tradición en noviembre. Vamos a sorprender con algo nuevo seguramente.

Tenías un Gauchito Gil también.

Sí exacto, eso fue a pedido de un amigo y gustó tanto que ya tengo varios encargos. Esa es otra técnica que implementé que sería escultura en rostro con vellón de lana.

¿Cómo aprendiste esa técnica?

Buscando en internet descubrí unas profesoras rusas. No entiendo nada de lo que dicen pero las sigo -risas-. Con ver como trabajaban el vellón aprendí.

¿Mientras creás escuchás alguna música en especial?

Netflix me tiene mal -risas- tengo la tablet y miro, mientras creo miro.

¿Quiénes son tus clientes?

Todos. Mujeres, hombres y niños sin distinción. Es más, para los más pequeños tengo modelos hechos sin alambre.

 Se te ve muy feliz ¿Emprender finalmente llenó ese espacio que buscabas?

Sí la verdad me encanta lo que hago. Me hace muy feliz. También quiero agradecer a las chicas de Cultura de la Municipalidad por esta oportunidad que me dieron a mí y tantos otros emprendedores, los cuales somos muchos, cada vez más, y nos dejan al menos una o dos veces por mes poder trabajar de esto. Antes solo estaban las ferias privadas y los stands por ahí eran tan caros que debías vender para pagarlo. Por eso quiero agradecer en nombre de todos.

¿Qué consejo darías a otras personas?

A que se animen. Todos comenzamos desde cero pero te puedo asegurar que el apoyo que recibimos es constante y te ayuda mucho. Es cuestión de empezar y no parás más.

Contacto

Exposición: Este fin de semana, sábado y domingo de 15 a 22 horas se presenta en la Feria de Artesanos “Día del Amigo” en el Centro Cultural de Comodoro con entrada libre y gratuita. En Facebook: Brujita nor

Comentar
- Publicidad -