Los últimos años hubo una condena por maltrato animal y dos imputaciones a la espera de juicio

Mientras el caso de los perros fallecidos por inanición en Comodoro Rivadavia tras la intervención de la Justicia busca sentar precedente en la ciudad, en Sarmiento hubo una condena por maltrato animal y abigeato y en Trelew dos personas se encuentran a la espera de juicio por maltrato.

El caso de los dos perros que murieron luego de ser abandonados por sus dueños en un domicilio de barrio LU4, quienes perecieron por inanición, ya cuenta con los autores identificados quienes están siendo investigados por la Justicia luego de que el pasado lunes una integrante del grupo Rescatistas Independientes, y los abogados Martín GalÍndez y Aldana Fuentes radicaran la correspondiente denuncia en la Fiscalía anexando las pruebas del caso.
Es así que tras intervenir la funcionaria Inés Bartels comenzaron con la ronda de entrevistas incluyendo a una de las voluntarias que intervino cuando intentaron salvar la vida de uno de los perros que estaba agonizando al ser encontrado, mientras también se está investigando de oficio el hecho sucedido el fin de semana pasado también cuando encontraron en la zona de Kilómetro 14 a un perro con sus extremidades, cuello y hocico atados con alambre con clara intención de darle muerte.
A partir de los brutales hechos no solo el Ministerio Público Fiscal se encuentra actuando en ello sino que también la Brigada de Investigaciones está trabajando sobre la información colectada y la búsqueda de nuevas datos que puedan surgir para constatar el caso de maltrato animal contemplado en el Ley 14. 346 del Código Penal.

Sin embargo y pese a que en Comodoro se han sucedido diversos actos similares de animales en estados calamitosos la intervención de la Justicia no se había dado nunca como en este caso, teniendo la posibilidad de contar con una condena si se corrobora todo lo expuesto, no solo sentando un precedente a nivel ciudad sino también en la provincia donde ya existen algunos casos.

El caso Muñeco

Entre los hechos que tuvieron lugar en la provincia uno que ha resultado con condena contra el culpable es el caso “Muñeco”, donde un caballo manso fue sustraído, asesinado y faenado en la localidad de Sarmiento. El hecho tuvo lugar el 7 de mayo de 2017 teniendo como protagonista a Luis Ángel Carmona quien tomó al animal de unos 7 años de un predio ubicado en la chacra lote 81 siendo trasladado a una chacra sobre ruta provincial Nº 270, una vez maniatado, el sujeto apuñaló en la garganta al animal para que muriera desangrado y realizo un nuevo corte en una zona cercana. Asimismo apoyó las piernas y las manos sobre la cabeza del animal, obligándolo a que realizara movimientos bruscos intentando escapar, pereciendo tras el acto y siendo faenado por el hombre.
Todo ello quedó registrado en una filmación por parte de una persona no identificada y difundido en redes sociales, lo que hizo que rápidamente se lograra imputar a Camona por el hecho de abigeato en concurso real con infracción al artículo 3, inciso 7 de la Ley 14.346 (Artículo 167 ter, 55 Código Procesal Penal, Ley 14.346, articulo 3, inciso 7del Código Procesal Penal).

Te puede interesar
Un hombre resultó fracturado tras un choque

Tras ser sometido a juicio oral y público, pese a la petición de cuatro años de prisión por parte de la Fiscalía, el juez penal Alejandro Rosales decidió condenar al imputado a una pena de solo 2 años y 2 meses de prisión en suspenso al considerar que sometió al animal a sufrimientos innecesarios y actos de crueldad.

Maltrato en criadero

El 7 de diciembre de 2018 a partir de la denuncia de una vecina en una de las comisarías de Trelew y luego de la intervención de la Fiscalía, la juez Ivana González autorizó la concreción de un allanamiento en una vivienda de barrio San Benito, por una denuncia de maltrato animal en un criadero clandestino. El operativo se desarrolló con personal de Zoonosis y del Tribunal de Faltas, logrando el secuestro de al menos siete canes raza Bull Dog en pésimas condiciones, los cuales de acuerdo con las pruebas recolectadas vivían encerrados en caniles sin techo, con piso de cemento y azulejos. Además los animales estaban expuestos a altas temperaturas, al rayo del sol, sin alimento ni agua quedando abandonados a su suerte, lo que provocó la muerte de, al menos, dos canes.
Es así que en base a todo ello fueron imputados por el caso María Lorena Carrizo y Marcos Sánchez quienes se encuentran a la espera de juicio con la posibilidad de ser condenados a un máximo de un año de prisión.

 

Comentar
- Publicidad -