Más de 30 muertos en un incendio intencional en un estudio de anime de Japón

El presidente de Kyoto Animation admitió que habían recibido amenazas de muerte.

Al menos 33 personas fallecieron y 40 resultaron heridas en un incendio intencionado durante la mañana de este jueves en la sede de un conocido estudio de animación japonés en Kioto, una de las mayores urbes del país. Los bomberos ya sofocaron las llamas, pero la cifra de víctimas todavía no es definitiva.

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, envió sus condolencias a las víctimas a través de su cuenta de Twitter.

El incendio empezó a las 10.30 de la mañana hora local (las 03.30 de la madrugada en la España peninsular), cuando un hombre cuya identidad no se reveló entró en la sede de Kyoto Animation y, tras arrojar gasolina, prendió fuego al inmueble al grito de “¡mueran!”. Un trabajador de una oficina cercana afirmó en declaraciones a NHK, la televisión pública del país, que a esa hora oyó “una explosión repentina y un ruido muy fuerte” y que en seguida empezó a ver humo, por lo que llamó, dice, a los bomberos al instante.

El causante, un varón de 41 años de edad y sin ninguna vinculación con el estudio, intentó escapar pero fue atrapado a 100 metros de la escena. A causa de las quemaduras que sufría en pies, pecho y cara fue trasladado a un hospital en custodia policial, donde  confesó ser el autor de los hechos. A pesar de ello, el móvil del ataque sigue siendo un misterio. En el lugar de los hechos se encontraron varios cuchillos, pero tampoco se conoce su vinculación con los acontecimientos.

Te puede interesar
Un hombre mantiene rehenes en el puente Rio-Niteroi en Brasil

Un testigo situó al presunto culpable en una gasolinera a 500 metros de las oficinas de Kyoto Animation a las 10.00 de la mañana, 30 minutos antes de que se iniciara el fuego, donde habría comprado 40 litros de gasolina que se habría llevado en dos grandes garrafas.

35 camiones de bomberos se desplazaron al lugar de los hechos y durante cinco horas han realizado labores de rescate en el edificio, en cuyo interior trabajaban 70 personas en el momento del ataque.

Comentar
- Publicidad -