Las demócratas atacadas por Trump condenan sus mensajes racistas

Las congresistas demócratas Alexandra Ocasio-Cortez, Ilan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley, conocidas en EE.UU. como El Escuadrón, se defendieron de los ataques del presidente, Donald Trump, que las aconsejó que se marchen a sus países de origen.

Las cuatro llegaron a la Cámara de Representantes por primera vez en las elecciones de mitad de mandato de diciembre y aseguran que los tuits ofensivos del presidente contra ellas son una “maniobra de distracción racista”. El presidente, en cambio, niega que sean racistas y redobló sus mensajes.

El presidente de EEUU, Donald Trump, insistió este lunes en que cuatro congresistas demócratas y latinas, musulmanas o negras deberían “irse” de su propio país porque lo “odian”, mientras la oposición y algunos republicanos le acusaban de racismo y supremacismo blanco.

Un día después de pedir que cuatro legisladoras estadounidenses “vuelvan a sus países” de origen, Trump negó que sus comentarios fueran racistas mientras la etiqueta #RacistPresident prosperaba en Twitter y los demócratas en la Cámara Baja preparaban una resolución de condena por sus declaraciones. “Si odias este país, si no estás contenta aquí, puedes irte”, afirmó Trump en declaraciones a los periodistas durante un acto en la Casa Blanca.

Trump, quien como la inmensa mayoría de estadounidenses es descendiente de inmigrantes, se negó a dar marcha atrás en sus declaraciones a pesar de que la polémica que generó apenas tiene parangón desde comienzos del año pasado, cuando llamó “agujeros de mierda” a países como El Salvador o Haití.

Te puede interesar
La primera ministra danesa, sorprendida por la cancelación de la visita de Trump

“No me preocupa, porque mucha gente está de acuerdo conmigo”, respondió al ser preguntado si le inquieta que sus comentarios puedan dar alas al supremacismo blanco en el país.

Trump enfocó la mayoría de sus críticas en Ilhan Omar, la única de las congresistas a las que ha atacado que no nació en Estados Unidos, aunque obtuvo la ciudadanía estadounidense cuando era adolescente después de llegar como refugiada desde su Somalia natal.

“En uno de los casos, es alguien que vino desde Somalia, que es un Estado fallido, se fue de Somalia, vino aquí y ahora es una congresista que nunca está contenta y que dice cosas horribles sobre Israel”, declaró Trump.

El resto de las congresistas criticadas por Trump no tienen otro “país de origen” al que regresar: Alexandria Ocasio-Cortez es neoyorquina con raíces puertorriqueñas, Rashida Tlaib procede de Detroit (Michigan) y sus padres son palestinos, mientras que la afroamericana Ayanna Pressley nació en Chicago.

Las cuatro llegaron al Congreso el pasado mes de enero y formaron un grupo conocido popularmente como “La brigada” (“The Squad”) que recibió mucha atención mediática por situarse en la vanguardia del ala más progresista del Partido Demócrata y por sus roces con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi.

Comentar
- Publicidad -