El pago voluntario y los casos especiales

????????????????????????????????????

La ordenanza 3425/89 es la que regula las multas por infracciones de tránsito en Comodoro. De ella se desprenden todos los tipos de sanciones que se concretan en esta ciudad. Si bien suelen ser caras, en la mayoría de los casos existe la posibilidad de realizar un pago voluntario y disminuir el monto a pagar. También existen ocasiones en las cuales el inspector realiza algún tipo de consideración especial y la multa es luego anulada.
“Las multas no tienen montos arbitrarios, hay un mínimo y un máximo. Estos montos son establecidos por la Ordenanza Tributaria, a veces cambian y a veces no, es algo que se evalúa todos los años”, explicó Adriana Staffolani.

El pago voluntario

Por otra parte, la funcionaria hizo hincapié en una gran ventaja que tiene el contribuyente al que le hicieron una multa por cometer una infracción de tránsito: “el pago voluntario, se supone que es espontáneo. Uno viene voluntariamente y se aboca a pagar de esta forma, teóricamente es en el día. Nosotros damos un plazo de 48 horas para pagar, desde que la persona vino acá y se ofreció a realizar el pago voluntario, si no cumple dentro de ese lapso, se hace una resolución y se le cobra el valor total. En cuanto a las actas, hay dos tipos: la que hace el inspector y la persona se notifica en el momento, y las que no están emplazadas porque uno está ausente cuando labraron el acta. En esos casos, nosotros lo que hacemos es notificar a la persona, la citamos y le damos unos días para que se presente en el Juzgado. Si el contribuyente no viene, se le cobra el monto máximo. Claro que también puede hacer un descargo”.

“Casos nimios”

Hay determinados casos en los que, definitivamente la multa que se labra es injusta. Por ejemplo, cuando una persona estaciona en el portón de su casa y luego encuentra una boleta en el vehículo. En esos casos, lo más prudente es realizar un descargo y luego tratar el tema en el Juzgado de Faltas. Ahora bien, cuando esto sucede, entra en juego el sentido común del inspector a la hora de realizar el acta.
“El inspector no puede saber que ese portón es del dueño de la casa y que el vehículo es de él. En estos casos, necesariamente hay que hacer un descargo. Nosotros no labramos las actas, solo las procesamos y sancionamos, eventualmente. Estamos dispuestos a recibir cualquier tipo de descargo de los contribuyentes”, indicó Daniel Simunovic.
Cabe aclarar que en algunas ciudades este tipo de inconvenientes se subsanó con la colocación de calcos en el portón con los números de patente de vehículos de la familia.

Te puede interesar
Docentes reclamaron con cortes de ruta el pago de los sueldos

Casos especiales

Oscar Herrera, secretario del Tribunal de Faltas, se refirió a otro tipo de casos, aquellos en donde la persona que realiza el acta deja en claro que al momento de hacerla, hubo algún tipo de circunstancia especial. Normalmente, en estas ocasiones la boleta se anula.
“A veces los inspectores hacen alguna aclaración, porque el caso es puntual. Por ejemplo, un taxista que está transportando a una persona con cierta discapacidad. Si el conductor no encuentra lugar para estacionar frente al domicilio de esta persona, y se estaciona en donde tiene que parar el transporte público de pasajeros para ayudar a bajar al hombre o mujer, luego se pone en la boleta que hubo circunstancias especiales. El inspector no puede anular el acta, pero nosotros luego analizamos la situación y resolvemos dejar sin efecto la multa”, señaló el abogado.

Comentar
- Publicidad -