Candidato evangélico exige a periodista ir con un hombre para una entrevista

Robert Foster - Larrison Campbell

Larrison Campbell pidió pasar el día con tres aspirantes a la gobernación de Mississippi para documentar sus campañas. Dos aceptaron, pero el equipo de Robert Foster le contestó diciendo que no, debido al hecho de que es mujer, y que solo aceptaría si un colega la acompañaba. “Hice un voto con mi esposa de no estar solo con alguien del sexo opuesto”.

El representante republicano y precandidato a la gobernación del estado de Mississippi, Robert Foster, negó a una periodista la posibilidad de pasar un día con él en su camioneta de campaña por el hecho de ser mujer, informó el Mississippi Today, medio para el que trabaja la reportera.

Larrison Campbell, de 40 años, había solicitado a los tres candidatos republicanos que se enfrentarán en las primarias estatales de ese partido, pasar un día con ellos y documentar su trabajo desde adentro, como parte de la cobertura electoral de su medio de prensa.

Los otros dos aspirantes, el expresidente de la Corte Suprema estatal Bill Water, y el vicegobernador del estado Tate Reeves, aceptaron la solicitud, pero desde la campaña de Foster le pusieron una condición: la entrevista sólo podría realizarse si la periodista aceptaba acudir acompañada de un colega hombre.

Según dijo la reportera a CNN, un funcionario de la campaña del representante le dijo que no se vería bien que ella pasara 15 horas seguidas con él, porque podría crear rumores de una presunta relación extramatrimonial entre ellos.
Larrison Campbell y su editor del Mississippi Today catalogaron la petición del equipo de Foster como ‘sexista’ y de discriminación por género.

El político de 36 años argumentó la decisión basándose en su fe religiosa y explicó que él y su esposa siguen la ‘Regla de Billy Graham’, un predicador evangélico que indica que un hombre no debe estar a solas con otra mujer que no sea su esposa.

Te puede interesar
Video: Sara Netanyahul llegó a Ucrania y tiró al piso el tradicional pan de hospitalidad
Robert y Heather Foster

Foster declaró que desde el auge del movimiento #MeToo “los hombres están bajo ataque todo el tiempo”. “No me permitiré exponerme a una situación con una mujer en la que ella pueda hacer cualquier acusación en mi contra” sin testigos, añadió el representante. “Mi camioneta, mis reglas”, dijo.

“Lo que usted está diciendo aquí es que una mujer es primero un objeto sexual y después una periodista”, le dijo Campbell, que entrevistó al político varias veces en otras ocasiones y le preguntó cómo podía decirle a los votantes que sería un buen gobernador si no era capaz de estar solo con una mujer en la misma habitación, haciendo alusión al amplio personal femenino que trabaja en la actual oficina del gobernador del estado.

Ante ello, Robert Foster respondió que podía hacerlo dejando la puerta abierta o teniendo más gente en la habitación contigua, pero que un viaje en un vehículo durante 15 horas era algo muy distinto.
En numerosos tuits el aspirante a gobernador defendió su decisión y arremete contra la ‘prensa liberal’, ‘la ‘izquierda radical’, los socialistas y los comunistas por criticar sus principios y cuestionar sus creencias religiosas.

Pero Robert Foster no es el único político conocido que sigue estas ‘reglas’. El vicepresidente Mike Pence dijo en 2002 que nunca come solo con una mujer que no sea su esposa y que no asiste a ningún evento donde se sirva alcohol sin ella.

Comentar
- Publicidad -