Portugués triunfó y se mantiene en la lucha

El equipo de barrio Pueyrredón no quiere bajarse de la pelea para la obtención del primer torneo oficial de la categoría B y pelearle el primer puesto al conjunto de Caleta Córdova, por tal motivo tuvo que esforzarse en el complemento y golpear en los momentos oportunos y vencer al equipo juvenil de Ferrocarriles del Estado, que lo tuvo a maltraer en los cuarenta y cinco iniciales, en los cuales pudo haberse ido al descanso con una diferencia que no hubiese estado mal.El inicio del encuentro se vio al conjunto de Km. 5 muy activo, con dos jugadas muy complejas dentro del área lusitana, donde toda la gente ferroviaria pidió penal, las corridas del juvenil e incansable Lasso Bilbao, conjuntamente con la gran tarea del reaparecido Llanquetrú, ponían en serio riesgo la valla lusitana, un tiro en el travesaño, otra salvada en la línea y dos tapadas del golero lusitano, pero fallaban en el tiro del final, solamente el intratable Sacolle en el local, que tuvo dos situaciones muy claras, era el estandarte de Portu y que en el transcurrir del encuentro se transformaría en desequilibrante y por consiguiente en la figura del encuentro.

Todo el esfuerzo realizado por el equipo de Km. 5 empezó a mermar en el complemento, las piernas no respondían como al principio, el cansancio hizo mella en los jugadores, por consiguiente el equipo lusitano encontró espacios y pudo acercarse hacia la valla del juvenil portero ferroviario. Los cambios introducidos en el local puso en constante aprietos a los defensores de la visita, primero fue el ingresado Guerreiro que abre el marcador después de varios rebotes en el área. Herido en su amor propio el conjunto de Km. 5 quiere empatarlo, adelanta sus líneas y estuvo a punto de hacerlo, se lo pierde increíblemente Soto en el área chica, el lusitano expectante y atento a esa situación provoca innumerables situaciones donde Sacolle saca provecho y anota por duplicado dejando el resultado sellado. Lo ganó Portugués porque fructificó los momentos justos y esta al acecho de la punta no sin antes sufrir bastante.

Comentar
- Publicidad -