Puerto Deseado celebra 135 años

Puerto Deseado, (C).- La ciudad portuaria cumple hoy un nuevo aniversario. Avistada en 1520 por la expedición de Magallanes, quien la llamó Bahía de los Trabajos Forzosos, su colonización se produce recién el 15 de julio de 1884 cuando a bordo del vapor francés Loire hace su arribo el capitán Antonio Oneto escoltado por la nave inglesa Scotia.Entre el grupo de colonos que llegaron con Oneto figuran Guillermo Jenkis, Rosa Viricat, Francisco Patella, Constantino Martínez, quienes se refugiaron primeramente en las ruinas del Fuerte Español distribuyéndose luego por la zona de los cañadones, otros como los Jenquis en la margen sur de la Ría y las restantes familias se establecieron en lo que hoy es el pueblo de Tellier, ubicado a 18 kilómetros de Puerto Deseado sobre la ruta 281.

La colonización no fue fácil, numerosos son los testimonios que relatan la crudeza de aquellos años, aunque pese a las inclemencias del tiempo y las enfermedades que agobiaban a los pocos habitantes que se habían establecido, Puerto Deseado comenzó a levantarse como un pequeño caserío, y ya en 1906 comienza a formarse institucionalmente con la creación de la subdelegación de Prefectura.

Sin embargo, lo que definitivamente marca el puntapié del progreso es el inicio del tendido de las vías del ferrocarril Puerto Deseado-Las Heras ocurrido en 1909. En ese marco se va sucediendo la llegada de inmigrantes de distintas partes de Europa en busca de un porvenir mejor, entre los que se destacan los yugoslavos con su habilidad característica para pulir y picar la piedra que luego será la impronta que caracterice las construcciones de la época, entre las que se destaca la emblemática estación del Ferrocarril, edificio actualmente convertido en museo que despierta la admiración de miles de turistas que visitan la ciudad en la temporada estival.

Te puede interesar
Exitosa campaña solidaria del Tattoo

Puerto Deseado se encuentra enclavada en el desembocadero de la Ría cuya costa está ocupada hacia el este por la zona industrial pesquera, y hacia el sur, por el club Náutico, el muelle y la zona portuaria.

La ciudad se destaca por su relieve irregular y rocoso con calles que se ensanchan y se angostan, y con viviendas levantadas en distintos puntos panorámicos.
La población vive principalmente de la actividad pesquera y portuaria, de los empleos estatales y algunas pocas familias de la explotación minera.

Comentar
- Publicidad -