La réplica del submarino ARA San Juan sigue a la deriva

Nacida en Comodoro Rivadavia, en los talleres de Gonzalo Pérez y por iniciativa de la agrupación Isabel, la réplica del submarino Ara San Juan sigue sin encontrar un asentamiento definitivo y, pese a que lo lógico para el común de la gente es que hubiera quedado en la capital petrolera donde se desarrolló un histórico movimiento para la búsqueda del navío desaparecido, todo parece indicar que finalmente quedará en la costa bonaerense.Pero nada es ni tan fácil ni tan lógico. Luego de que la réplica paseara su estructura por buena parte del país, parecía que su asentamiento final sería Mar del Plata -atendiéndose el pedido de familiares de “los 44”, más precisamente frente a la Base Naval pero, otra vez y como una coincidente negativa para albergarlo, el municipio marplatense no cedió el espacio donde sería emplazado.

Si bien no hubo mayores informaciones sobre quién o quiénes decidieron por la negativa a ofrecer un espacio para su ubicación final, la última excusa municipal fue “cuestiones de seguridad”, lo que puso punto final al reclamo que realizaban familiares de las víctimas quienes, tras la comunicación oficial, calificaron la decisión como “una falta de respeto hacia nuestros 44 héroes”.

En tanto y en el orden local, luego de los fallidos intentos por emplazar la réplica en la ciudad, Gonzalo Pérez señaló que “actualmente, se encuentra sobre un chasis frente a un balneario de Punta Mogotes y se avanza en los contactos para, en un futuro próximo, poder dejar definitivamente la estructura -de 16 metros de largo por casi 5 de alto; 7 con vela incluida y 9 si se tiene en cuenta el mástil- en un balneario cercano al de Punta Mogotes, en un espacio abierto y libre para que todos quienes quieran conocerlo de cerca o quieran sacarse alguna fotografía, puedan hacerlo” pero, y definitivamente, no volverá a Comodoro Rivadavia.

Comentar
- Publicidad -