Un lugar en el subsuelo de la Catedral

Hace unos años, en la cripta de la Catedral San Juan Bosco había un proyecto de refugio que impulsó quien fuera su párroco, el padre Marcelo Nieva, que no prosperó luego de que él dejara la ciudad.Monasterolo recordó que “en su momento, se había habilitado con una empresa, baños y duchas nuevas, y había una persona contratada para la limpieza y seguridad del lugar”.

gregó que “la idea era transformar el subsuelo de la Catedral en un lugar de alojamiento nocturno, con algunos voluntarios para hacer el sostén y que recibieran un plato de comida caliente, pudieran dormir, higienizarse y salir al otro día luego de desayunar”.

Con el cambio de la estructura parroquial, la idea fue relegada, pero la entrevistada comentó que “estamos pidiéndole a Cáritas a ver si se puede reactivar y articular con alguna otra organización para dar espacio a estas personas en situación de calle”.

Por el momento, no hay respuestas a esta iniciativa que podría ser un ejemplo de tarea interinstitucional para dar respuesta a una de las problemáticas sociales desatendidas de Comodoro Rivadavia.

Comentar
- Publicidad -