Aymará. Un emprendimiento de diseño de ropa deportiva

Aymará es un emprendimiento incipiente y joven, de diseño de ropa deportiva. Lejos de la improvisación, Bárbara Sánchez, su creadora, con tan solo 24 años se capacitó y perfeccionó hasta desarrollar productos de los cuales sentirse orgullosa.

Conjugó dos pasiones, su profesorado de acrobacias en tela y el diseño de indumentaria.
Trabaja de manera artesanal, priorizando la exclusividad en los modelos y estampados, la perfección en las terminaciones y el disfrutar de todo ello en compañía de su hija de tres años.

¿Cuándo comenzó tu emprendimiento?

Propiamente dicho comenzó en el año 2015 aunque mucho antes empecé la búsqueda. Primero como un hobbie, me hacia ropa para mí misma. Luego mis compañeras de acrobacias me encargaban. Hoy hasta mis alumnos y de varias academias también.

¿Aprendiste moldería para los modelos?

Sí, aprendí todo, desde las bases pasando por diferentes estilos y tomando clases particulares en aquellas cosas que sentía necesitaba reforzar.

¿Alguien en tu familia se dedicaba a esto?

Nadie. Pero yo desde muy chica supe que me encantaba coser. Recuerdo que pedí una máquina tipo de juguete y mi mamá me retaba porque cosía todo ¡hasta las cortinas! Es que imaginate que traía solo tres pedacitos de tela, se me acabó enseguida y empecé a coser todo lo que encontraba.

¿Cuál fue el camino recorrido hasta encontrar este producto tan definido?

Empecé con lencería, no me gustó mucho pero lo tomé como un saber más adquirido. Luego cuando nació mi nena empecé a hacer ropa de niños. Pensé que podía ser un buen negocio pero después me di cuenta que no por la cantidad de tiempo que lleva cada prenda. Ahora entiendo por qué es tan cara la ropa de chicos -ríe-. Dejé niños y empecé con cosas para el hogar, desde cortinas hasta almohadones. Me fue bien pero no me terminaba de convencer. Cuando encontré las lycras supe que eso era lo que más me gustaba.

¿Qué particularidades tiene la lycra?

Al momento de coser es complicado porque cualquier error o imperfección se nota, pero una vez que aprendiste qué agujas usar, qué tipo de costura y telas ya está, y para hacer deporte es lo mejor que hay.

¿Qué máquinas tenés para trabajar en tu emprendimiento?

Comencé con una máquina de coser que me regaló mi hermano. Luego decidí que este rubro necesitaba una overlock que además de coser corta la tela y se usa para las costuras internas.

¿Te costó la decisión de dejar un trabajo en relación de dependencia para dedicarte a esto?

Sí, lo pensé durante tres meses. Trabajaba en ventas en un local de indumentaria hasta que me di cuenta que no podía hacer todo. Es difícil dejar la seguridad sobre todo que tenía meses que vendía mucho y otros quizás nada. Eso me daba miedo. Pero hoy te digo que prefiero ahora trabajar desde mi casa y poder compartir tiempo con mi hija.
Y estoy segura que si sigo poniéndole las pilas que hasta ahora cada vez va a ir mejorando más.

Te puede interesar
Emprendedores: Noticias para para agendar, celebrar y compartir

¿Esa experiencia te sirvió para tu negocio?

Quizás el darme cuenta qué quería hacer yo. Ahí vendíamos moda y yo supe que quería hacer algo más relacionado al deporte y más exclusivo. Que sean prendas casi únicas. Le llamo prendas exclusivas o de mínima repetición. Siempre un solo modelo en cada talle, no dejo que encarguen por ejemplo diez iguales, menos acá en Comodoro que es donde más ventas tengo.

¿Cómo es el proceso de elegir las telas?

Al principio me pasaba que compraba por internet y muchas veces la calidad no era la que buscaba. En lycra hay muchísimas calidades y siempre trato de priorizar la calidad. Es horrible usarlas para hacer ejercicio y que se estiren, de tal manera que se vea la piel y se transparente o que la figura o dibujo se deforme todo. Además la calidad las hace más durables. También busco que sea una tela cómoda y flexible. Ya tengo dos proveedores que además de calidad todos los meses sacan nuevos diseños.

¿Trabajás por pedidos a medida también?

Sí, hago modelos por encargo o por talles. Muchas veces cuando la tela acaba de llegar hago un solo modelo en talle 1 y guardo el resto de la tela para los talles que encarguen que no saldrán más de dos modelos más.

¿Qué es lo que más te gusta de coser?

Creo que es como una liberación, quizás tenés mil problemas pero a la hora de coser solo importa que te quede prolijo y luego es la satisfacción de verlo terminado o puesto en otra persona. Es increíble la verdad.

¿Cuáles son tus canales de promoción?

Muchas clientas son por recomendación y también por redes sociales me encuentran y me compran mucho.

En la página de Facebook se ve una buena producción.

Sí, trato en lo posible. Todavía no me da el presupuesto para contratar una fotógrafa y hacer una buena producción pero mientras tanto con mis amigas y mi pareja tratamos de hacerlo lo mejor que podemos.

¿El nombre “Aymará” de donde surge?

Es por mi hija que se llama Cielo Aymará.

¿Quisieras darle un consejo a otros emprendedores?

Que si algo les gusta mucho que se la jueguen que con trabajo y dedicación todo se puede. Y que siempre hay altos y bajos en cuanto a las ventas, que no se desanimen.

¿Te candidateaste para formar parte del circuito de diseñadoras locales de la Municipalidad?

Me encantaría pero todavía no podría preparar un stock suficiente para presentarme en una feria.

¿Algún proyecto a futuro?

Me gustaría por ahora seguir equipándome. Quizás comprar una bordadora y una collareta. Para cualquier emprendedor es importante equiparse con herramientas de trabajo para poder crecer.

Contacto: En Facebook se la encuentra como: Aymará diseño independiente

Comentar
- Publicidad -