Con la caída de “Los 4 del valle” desarticularon una banda en pleno centro de esta ciudad

Maniataron y encerraron a un joven de 25 años mientras despojaban de pertenencias al departamento de un vecino, inhibidores de alarmas con las cuales robaban en autos y un automóvil que cada vez estaba más cargado de elementos malhabidos, fueron parte de las pruebas que la División Policial de Investigaciones (DPI) encontró tras las cuatro detenciones de peligrosos sujetos oriundos de Trelew ocurridas la tarde del miércoles en pleno centro de la ciudad.
Los procedimientos fueron llevados adelante por la DPI que comandan el Comisario Andrés García y Subcomisario Pablo Lobos que recibieron la colaboración de efectivos de la Comisaría Primera en cuya jurisdicción habían ocurrido varios ilícitos en los últimos días, en algunos casos, a plena luz del día.

Seguimientos personales, exhaustivos y cautelosos que los llevaron hasta un hotel residencial de la calle 25 de Mayo; registro de cámaras de seguridad y declaraciones de una víctima y de otro ocasional testigo, fueron suficientes para que la Fiscal de turno Camila Banfi solicitara sendas órdenes de requisa a la jueza penal de garantías Mariel Suárez.

 

Peligrosos antecedentes

Lo concreto es que se reunieron pruebas fundamentales para que los cuatro detenidos, todos oriundos de Trelew, e identificados como los hermanos Federico Nahuel y Leonardo Ezequiel Santul, Mauricio Oscar Santos y Federico Santore, todos mayores de edad, pasen un buen tiempo con prisión preventiva acusados, entre otras cosas, de “Robo agravado por haber sido cometidos en lugar poblado y en banda”.

Te puede interesar
En menos de una semana lo detuvieron dos veces: ahora con una moto robada

Se movilizaban en un automóvil Ford Ka color blanco dominio AD 190 TM que estacionaron en proximidades del albergue donde solo uno de ellos se había registrado y llamaba la atención que cargaran con equipajes superiores a los que habrían llegado.

Usaban inhibidores caseros, según explicó el comisario Andrés García “fabricado con equipos de comunicaciones colocados en determinadas frecuencias y son pulsadas en cercanías del auto” explicando también que “cuando el conductor cierra el vehículo, con el inhibidor activo, no se puede llevar a cabo “se hace toda la simulación que cierra, pero queda abierto y aprovechan para robar elementos de su interior” declaró el titular de la DPI.

Por último, trascendió que todos los detenidos cuentan con antecedentes por hechos similares tanto en Trelew como en Esquel y hasta la tarde de ayer continuaban alojados en diversas dependencias policiales a la espera de la audiencia de control de detención que se llevará a cabo en las próximas horas en la oficina judicial.

 

Comentar
- Publicidad -