Un grupo de 65 familias reclaman por las mensuras de sus terrenos

A pesar de estar firmado el convenio de mensura, no se avanza con los trabajos y esto les impide colocar los servicios básicos como gas, agua, cloacas y electricidad.

Un grupo de 65 familias del barrio Moure se reunió ayer para reclamar por las mensuras de sus terrenos, ya que residen en el lugar hace doce años y no reciben respuestas a sus reclamos.

La falta de mensuras les impide avanzar con los servicios básicos, no tienen agua, red cloacal ni gas natural, solo tienen energía eléctrica a través de pilares comunitarios. Cada pilar abastece a seis o siete casas, esto trae como consecuencia que se sobrecarguen y se produzcan cortes de energía, sobre todo en épocas invernales ya que al no contar con gas la mayoría se calefacciona con estufas eléctricas.

En representación de los vecinos, Hugo Robledo expresó: “necesitamos con urgencia las mensuras porque sin mensuras no podemos pedir los servicios, nosotros lo único que queremos es pagar los servicios, no queremos que nos regalen nada”. Robledo señala que “en las condiciones que estamos no se puede vivir más, estamos cansados, estamos reclamando porque ni siquiera podemos caminar en las calles por los desbordes de cloacas, nuestros hijos no pueden salir a jugar, no tenemos ni siquiera agua, la luz se nos vive cortando porque son muchas casas para un solo pilar, los postes están que se caen y nadie se acerca”.

Te puede interesar
Dominicanos quieren la institucionalidad de su colectividad

Idas y vueltas

Si bien hace años que iniciaron los trámites, por distintos motivos no se concreta la mensura de terrenos, y los vecinos expresan indignados que no les explican las razones de esta demora.

En este sentido afirman que “los políticos se olvidaron de nosotros” y piden a los funcionarios: “que se acerquen y nos den una solución, hace doce años tenemos todos los papeles adonde dice que ya está por salir la mensura pero nos vienen dando vueltas y no tenemos ninguna respuesta”.

La tierra pertenecía anteriormente a Antonio Rivera, los vecinos le hicieron un juicio y en 2009 acordaron abonar las mensuras en cuotas. Algunos pagaron la totalidad y otros dejaron de pagar al ver que no había avances y señalan que fueron estafados.

En abril del año pasado, a través de una ordenanza se aprobó el “convenio de mensura y deslinde de espacios públicos” en el marco de un proyecto de mejoramiento integral municipal. Este proyecto asistiría a 600 familias, entre ellas, el grupo de 65 viviendas.

Sin embargo denuncian que les dan información contradictoria; “Rivera no hizo nada y les cedió las tierras a la municipalidad, ahora nos ponen trabas y nosotros estamos en esta situación” expresaron y no descartaron iniciar otro tipo de medidas de protesta.

 

Comentar
- Publicidad -