UOCRA se quedó con la primera final

Con el contundente cuatro a uno que consiguió sobre Lanús, UOCRA comenzó del mejor modo la serie final de la División de Honor de futsal que se inició el martes en un colmado gimnasio Municipal Nº 1. El domingo podría seguir la serie, aunque falta la confirmación para saber la disponibilidad del escenario.

El juego tuvo ciertas particularidades, porque la resolución se dio en el segundo tiempo y el perdedor no a tuvo ninguno de sus dos arqueros mundialistas: Daniel Almonacid y Facundo Masilla por diferentes motivos, siendo arquero Ezequiel Pinda, que lo hizo más que bien y no tuvo injerencia en el resultado. Aunque esas circunstancias le hicieron resignar potencial en ambos costados de la cancha.

Pero UOCRA fue el justo ganador al ser más enérgico en la mayor parte de la noche, creó varias oportunidades y consiguió definición, una vez más, de parte de Jeremías Asencio, que terminó siendo el goleador con dos tantos y los restantes de Juan Bilbao y Jonatan Sanzana. José Hernández había puesto el momentáneo empate en uno.

El ganador empezó como protagonista, fue el que asumió el control del juego con tres jugadores que casi con habitualidad se desempeñan de pivote, entonces no extrañó que fuera hacia adelante repetidamente, pero luego de desperdiciar varias ocasiones importantes el rival comenzó hacer pie, logró acomodarse mejor y con la seguridad que ofreció Pinda desde el arco, se animó a más y con algunas sustituciones pasó a equilibrar el trámite generando varias oportunidades, pero falló en la definición y chocó con la gran noche del arquero Toledo.

Ya en los segundos 20 minutos la tendencia fue la misma y los de la construcción fueron a buscar la apertura del marcador y desaprovecharon varias alternativas increíbles, entonces el desarrollo se abrió, porque el Granate se bancó esa situación y también mostró argumentos y dispuso de sus importantes aproximaciones. Pero el que rompió el cero fue Jeremías Asencio, que sin ser recambiado en ningún momento empezó a inclinar el juego a su favor, y si bien no tardó el rival en empardar y mantener la incertidumbre y la expectativa, los dirigidos por José Ávila fueron constantes, hicieron el mayor desgaste e insistieron en todo momento.

Te puede interesar
Manuel Buendía volvió a ser el mejor en triples

Fue así que no se desesperó ni se desorganizó en ningún instante y pese que utilizó menos personal, mostró más variantes para atacar, porque enderezó la definición y comenzó a establecer una distancia en el marcador, a través de la “triple J” por las definiciones de Jeremías Asencio, Jonatan Sanzana y Juan Carlos Bilbao, que la fue construyendo y resguardando para quedarse con una victoria clara y tener un futuro más próspero para ilusionarse con volver a ser campeón.

De todas maneras tiene que vencer en el próximo compromiso para celebrar, a consecuencia de que cualquier otro resultado extenderá la final hasta un tercer enfrentamiento, algo que buscará Lanús y con el deseo de poder tener una plantilla más completa con el regreso de los arqueros, y no porque lo haya hecho mal Pinda, todo lo contrario, es que de esa manera perdió una pieza vital porque el jugador puede desempeñarse en diferentes posiciones y aporta mucho ofensivamente. De igual modo hizo una buena producción, y si bien quedó -3 y por momentos se vio superado, también tuvo sus tramos de convicción y de dominio y bien pudo haber sido otro el resultado.

 

Comentar
- Publicidad -