Un bombero denunciado por abuso se disparó en la cabeza cuando intentaban allanar su domicilio

Puerto Deseado, (C).- El hecho ocurrió ayer en calle Che Guevara al 300 de la ciudad de Río Gallegos, cuando un bombero de 42 años que tenía denuncia por abuso se disparó en la cabeza en momentos que la Policía intentaba allanar su domicilio. Su estado es delicado.
Según se supo el hombre tenía una denuncia por abuso hacia una integrante de su núcleo familiar, que habría sido radicada el domingo por la noche en la Comisaría de la Mujer.
Inmediatamente el sujeto fue trasladado de urgencia al Hospital Zonal de Río Gallegos donde se encuentra internado en estado gravísimo, ya que el disparo le habría ocasionado serias lesiones en su rostro. Fuente La opinión Austral.

Comentar
- Publicidad -