Una joven denunció que vivía con una mujer y tres hombres que la obligaban a prostituirse

Todo salió a la luz la noche del domingo cuando asistieron a la víctima, oriunda de Salta, que había caído de un cerro escapando de sus supuestos captores.

Una joven de 25 años oriunda de la provincia de Salta denunció haber llegado de su provincia natal hace dos meses y que vivía en barrio San Martín con una mujer y tres hombres que le “arreglaban citas” sexuales con otros hombres.

Del caso tomó conocimiento primero la Comisaría Séptima, se lo pasó a la Comisaría de la Mujer que dijo que se trata de un caso para que investigue la Brigada de Drogas peligrosas y leyes especiales y el Juzgado Federal de primera instancia.

De un posible caso de problemas de pareja a presunta banda de trata de personas

Todo comenzó la noche del domingo cuando pasadas las 22 horas se comunican con el centro de control de monitoreo que a su vez trasladan la inquietud por razones de jurisdicción a la Comisaría Séptima. Se informaba que sobre calle Las Violetas al 800 del barrio San Martín y hacia el lugar acuden efectivos policiales en el móvil 670. Al llegar al lugar se entrevistan con Rocío S. y quien sería su pareja, Ángel A.P.

La mujer presentaba lesiones corporales y aducía haberse caído del cerro, por lo que solicitaron una ambulancia que arribaría al lugar con el Dr. Castiñeyra a la cabeza, y proceden a trasladarla al Hospital Regional. Hasta ahí nada parecía anormal en los procedimientos, hasta que a eso de las 23:30 horas el cabo Iñón, empleado policial que estaba de guardia en el nosocomio público, da cuentas a sus superiores que en diálogo con el Dr. Castiñeyra este le refirió que la mujer que supuestamente se había caído accidentalmente en el cerro le habría confesado que la habían traído engañada desde Salta hacia esta ciudad, y que pese a que vino en busca de un trabajo digno, la obligaban a prostituirse.

Cuando nuevamente se constituyen efectivos policiales, esta se mostró algo reacia ante los uniformados, dijo llamarse Rocío Y.S., tener 25 años y que esa noche había tenido una cita con su flamante novio (salía aproximadamente hace unas 3 semanas); que la tenían encerrada en un determinado lugar del cual logró escapar, pero que fue perseguida por un auto blanco y que debió correr por los cerros ante tal situación junto a su novio; que cuando reaparece el auto blanco cae desde el cerro pese a que su novio la quiso sostener pero no pudo lograrlo.

Te puede interesar
Revocaron sentencia exculpatoria y Di Pierro y Buzzi van a juicio

Quiso desdecirse, pero igual se investiga

Ante la gravedad de la acusación, tomó intervención la Comisaría de la Mujer zona sur, pero ante el cariz y la presunción de una infracción a la Ley federal de trata de personas, toma intervención la División Drogas peligrosas y leyes especiales. Justamente, un oficial de Drogas se hizo presente en el Hospital para entrevistarse con la supuesta víctima, quien de pronto y tal vez asustada por las circunstancias, resolvió no colaborar mucho, solo decir que llegó desde Salta y que desde el mes de mayo vive con una señora que le da comida y con 3 hombres que le consiguen citas íntimas con otros hombres y que la llevan y la van a buscar después de cada una de esas citas. Agregó que en una de ellas, precisamente, conoció a Ángel A.P., su novio desde hace 3 semanas, a quien veía esporádicamente cuando podía escaparse.

Se informó del acontecimiento al Dr. Abaurre, secretario del Juzgado Federal, y también al juez subrogante de Esquel, el Dr. Otranto, quienes dispusieron retomar la entrevista testimonial una vez que la víctima recobre la lucidez, ya que, según se informó, se encontraba en estado de ebriedad. Si bien se iniciaron actuaciones a partir de los dichos de testigos y de la propia víctima, esta una vez recobrada la lucidez, no habría aportado mayores detalles para colaborar con la investigación, aunque ya los investigadores policiales cuentan con manifestaciones concretas como para actuar de oficio.

 

Comentar
- Publicidad -