Presentan un proyecto la adhesión de la ley no eutanásica sobre animales de compañía

Celebrado por todos los sectores sociales sensibles a la protección animal, la concejal Norma Contreras presentó en estos días el proyecto de ordenanza que adhiere a la ley provincial Nº 655 recientemente sancionada por la legislatura y que declara en todo el territorio provincial la prohibición de la eutanasia y matanzas de animales de compañía perros y gatos.

Este método fue utilizado hasta hace pocos años para tratar de controlar la superpoblación de estos ya hoy sujetos de derechos reconocidos por las leyes. La iniciativa también abarca la penalización y la plena vigencia y práctica de otra ley nacional la Nº 14.346 sobre maltrato animal que impone penas de cárcel a quienes dañen, abandonen o sometan a torturas a animales tanto domésticos como silvestres.

Además contempla y exige la implementación de programas sostenidos en el tiempo en esterilizaciones masivas gratuitas abarcativas que implica esterilizar en celo y preñadas, reclamo que se viene realizando hace tiempo al servicio municipal de Comodoro Rivadavia.

Asimismo exige la desparasitación por enfermedades zoonóticas y la vacunación contra la rabia, ambos en forma obligatoria. Esta ley menciona también la necesidad que estos programas estén enfocados a la salud de la población y contempla la posibilidad de realizarlos en vecinales y centros de salud, otro reclamo para que los vecinos y sus animales no esperen horas a la intemperie.

Te puede interesar
Caridi: “Esperemos que no se traduzca en ocultamiento de productos”

Consultada la ONG local dedicada justamente a estos temas, desde ALMA y en diálogo con Crónica se mostraron esperanzados en la implementación de la ley a nivel provincial y municipal, un largo reclamo de años que actualmente cuenta con un marco legal que obliga a los gobiernos a adherir a esta norma.

No sin advertir que estos programas deben estar acompañados por otros de educación y difusión por parte del Estado y un claro compromiso social de los profesionales médicos veterinarios, entendiendo que es en sus manos en quienes recae la responsabilidad final de las esterilizaciones y también de educar a la población.

“La necesidad de un servicio público de primer auxilio o minihospital público donde poder ser atendidos animales heridos o enfermos es una deuda que las ONG dedicadas a salvaguardar el bienestar de los animales le solicita desde hace tiempo al estado y que ya existen en muchas ciudades y provincias de nuestro país”, finalizaron.

 

Comentar
- Publicidad -