Siete vehículos fueron secuestrados por alcoholemia positiva

En un control efectuado en la zona norte de la ciudad detectaron a nueve personas con alcoholemia positiva, siendo secuestrados a partir de ello siete vehículos. Incluso uno de ellos intentó escapar y chocó los conos dispuestos para la tarea.

Desde las 5:30 y hasta las 8 horas del domingo, personal del Módulo Norte, con la colaboración de otros sectores del área de Tránsito y de la Comisaría General Mosconi, llevaron adelante un control de tránsito sobre Ruta Nacional Nº 3, entre los barrios Juan José Castelli y Rodríguez Peña, siendo un total de 58 vehículos los controlados.

En este marco se realizó un total de once actas de infracción, mientras se detectaron nueve alcoholemias positivas, trasladando siete rodados al corralón, otro por falta de documentación, uno por segunda medición y el último por haberse dado a la fuga.

De esta forma, la graduación más alta registrada fue de 1,89 gr/l de alcohol en sangre así como la más baja fue de 0,69 gr/l.

Incluso se pudo conocer que si bien la mayor parte del operativo transcurrió con normalidad y sin mayores inconvenientes, el conductor que presentó la mayor graduación de alcohol tuvo la intención de escapar para evitar la diligencia y terminó chocando los conos que se dispusieron en la calzada para el control, así como rompió un bastón luminoso utilizado por el personal.

Te puede interesar
En control vehicular la policía detuvo a un joven con pedido de captura

Tolerancia cero

Pese a que el subsecretario de Control Operativo, Ricardo Murcia, remarcó la necesidad de establecer una política de Tolerancia Cero a las alcoholemias e incluso presentó un proyecto de ordenanza ante el Concejo Deliberante, el mismo no fue tratado, y teniendo en cuenta que concluye en diciembre la gestión, se prevé que no sea aprobado. El mismo se enmarcaba justamente en que existe una cantidad importante de conductores que conducen bajo los efectos del alcohol y los riesgos que esto no solo genera para ellos mismos sino también para terceros, pudiendo generar accidentes de todo tipo y cuestiones evitables, no obstante no fue vista la “prohibición” con buenos ojos por los ediles que terminaron rechazando por el momento la posibilidad de darle curso.

 

Comentar
- Publicidad -