El invierno llegó a Comodoro y azota a las familias de bajos recursos en Fracción 14

Fracción 14 es uno de los barrios que todavía esperan el gas natural.

Hace días, el Servicio Meteorológico Nacional pronosticó una ola de frío polar para Comodoro Rivadavia y sus alrededores. En esta ciudad el intenso frío ya se hace sentir, con temperaturas bajo cero y un invierno que cada vez se muestra más crudo. En el barrio Fracción 14, las familias se cobijan como pueden y buscan distintas formas de enfrentar esta situación.

En la zona sur de la ciudad, más precisamente en el barrio Fracción 14, las familias hacen lo que pueden para enfrentar el frío, recurren a distintos métodos para hacerle frente. Dicho en criollo, “hacen lo que pueden”.

El barrio es precario, sus casas están hechas con chapas, no hay asfalto en las calles, tampoco gas natural. Por este motivo, los vecinos recurren a cocinas a leña, garrafas y muchas frazadas. Un problema grave es el de las enfermedades que suelen venir con el invierno. Muchos no tienen obra social, algo que significa un problema a la hora de atender un inconveniente de este tipo.

El tema no es que se enferme un adulto, porque los padres muchas veces hacen caso omiso de lo que les pasa a ellos, el problema está cuando un chico se enferma.

Son horas que hay que pasar en la guardia del hospital o una clínica, es dinero que hay que gastar en medicamentos y un intenso cuidado que hay que darle a los niños para que salgan de esa situación.

“Es complicado conseguir leña”

Verónica, la primera mujer que conversó con Crónica durante una de las frías mañanas que se vivieron en esta ciudad, remarcó que “es complicado conseguir leña en el barrio. Ir hasta la vecinal es complicado también, porque queda muy lejos.

Te puede interesar
“Muchas veces vamos a buscar leña al campo”

Allá nos dan, pero es muy poco, solo dos bolsas por semana. Una bolsa nos puede durar medio día, con suerte. Obra de gas natural no tenemos todavía, hicimos todos los trámites, pero falta para que empiecen a trabajar acá en mi casa”, indicó la entrevistada.

La vecina además remarcó que “ahora en esta época nos estamos muriendo de frío. Más que nada, el problema son los nenes. Tengo una bebé de diez meses y otra nena de cuatro años. Nos calefaccionamos con salamandras y garrafas, es lo único que tenemos. Yo hago fuego todo el día, la leña no nos dura nada”.

Te puede interesar
Linares: “El Municipio va a ayudar a todos aquellos que no puedan afrontar el costo de la obra de gas”

El marido de Verónica realiza changas, trabaja en varios rubros. Se las rebusca. Ella se queda en la casa, cuidando a los chicos, viendo que no les falte nada, los ayuda a pasar el frío. Por mes, recarga cuatro veces su garrafa.

Recargarla cuesta 450 pesos, es decir que, en solo un mes, la familia gasta 1800 pesos para tener al menos un poco de gas. “Usamos muchas frazadas para pasar el frío. También prendemos el horno, no nos queda otra”, concluyó la mujer.

 

Comentar
- Publicidad -