Fita: “El grado de desigualdad social es muy grande”

El diputado provincial del PJ-FpV, Gustavo Fita participó de la Edición 2019 de la Semana Social organizada por la Comisión Episcopal de Pastoral Social y bajo el lema “Trabajo: Clave para el desarrollo humano integral”.

Fita coincidió con el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, al afirmar que “en la misión del dirigente de hoy se precisa una pasión por la Patria, por la equidad y por la búsqueda del encuentro de los argentinos. Es indispensable crear espacios de diálogo”.

El legislador de Chubut que participó de varios paneles, entre ellos “Cuidar el trabajo y la vida digna en la casa común latinoamericana” al hablar en la asamblea dijo que los sindicalistas representan a muchas personas y que es necesario buscar los consensos respetando las diferencias de pensamiento con el objetivo de defender al otro”.

Sostuvo que el “Papa Francisco nos ha dejado un mensaje muy claro en la defensa del medio ambiente, de los recursos, del trabajo. Celebro este encuentro y ojala podamos logar la unidad del movimiento obrero, que podamos entender que la defensa es el otro y no los intereses personales”.

Fita recordó que el comunicado de los obispos católicos que integran la Comisión de Pastoral Social producto de los testimonios de paneles y expositores es que “el grado de desigualdad social en que estamos sumergidos es muy grande y peligrosísimo para nuestro país”.

Agregó que los obispos pidieron “que se direccione la economía hacia un modelo que abandone la especulación y estimule la cadena de valor y la producción, con cambios en el sistema impositivo para salir del esquema confiscatorio que padecemos”.

Te puede interesar
Tres patovicas del local Nexo serán imputados por la brutal golpiza a un menor

También sostuvieron que “debe existir un nuevo paradigma que sirva a la promoción humana y la dignidad del trabajo antes que a la reproducción de nuevas formas de descarte de los trabajadores”.

Custodiar el hábitat

Fita explicó que unos de los temas que se trato fue el cuidado del medio ambiente “se hizo un llamado a custodiar el hábitat como un legado a preservar de la acción predatoria llevada adelante por el capitalismo de base extractivista, que contamina las aguas, que promueve la tala indiscriminada de árboles sin reparar en las consecuencias climáticas, que degrada los suelos y pone la vida en peligro mediante el uso excesivo de agro tóxicos”.
Dijo que se reivindicó los esfuerzos de la Iglesia de Neuquén que, junto a su obispo, han emprendido una fuerte defensa de los bienes de la tierra, especialmente del agua; “la pastoral pidió a todos los actores sociales, Estado, empresarios, sindicalistas, movimientos populares, la dirigencia política, las universidades y organismos de ciencia y técnica que nos comprometamos en un diálogo responsable y creativo pensando en el bien común de la Patria, donde no dejemos de poner los mejores esfuerzos personales e institucionales para revertir esta difícil situación social de presente y de futuro en la que nos encontramos”.

 

Comentar
- Publicidad -