Con arresto domiciliario fue a jugar al casino y quedó detenida

Pato Rodríguez terminó detenida: La tristemente célebre cleptómana o “mechera” y con causas por estafas e involucrada en un importante golpe “boquetero” en el 2015 a una céntrica joyería de Caleta Olivia, Nilda Patricia Rodríguez, alias “La Pato” de 34 años, fue detenida nuevamente y puesta a disposición de la Justicia, a eso de las 3:15 de la madrugada de ayer.
Esta vez no había cometido ningún delito ya que se encontraba muy distendida y entusiasmada con las maquinitas del Casino situado a la vera de la ruta provincial 39, en Km. 8.

Lo concreto es que la mujer con decenas de causas penales, ha sido condenada por la Justicia penal comodorense que oportunamente la benefició con arresto domiciliario por encontrarse embarazada. Fija domicilio en la calle Ramón Lorenzo 1.823 del barrio Máximo Abásolo, es decir al sudoeste de la ciudad.

Al identificarla los efectivos policiales de Km. 8 constataron que tenía impedimento legal de su libertad y, en consecuencia, la detuvieron. Informaron a la dra. Freile en la Oficina judicial y luego la trasladaron al pabellón de mujeres de la Alcaidía Policial donde permanecerá hasta las primeras horas de esta mañana de lunes cuando comparezca ante la jueza de ejecución.

La “Pato” y sus historias delictuales

Dueña de un vasto prontuario que motivaron sendas condenas en los años 2010 y 2012 por causas como hurtos diversos y defraudación con tarjetas de crédito. Supo conformar pareja en varias de esas causas con su amigo Elías Miranda Barrera, alias “Chileno” que se encontraría detenido en la provincia de Santa Cruz.

La “Pato” Rodríguez es, además, compañera de vida de otro “pesado en el ambiente” Víctor Hugo Alcaina (39), detenido por un asalto agravado por el uso de armas en esta ciudad y también involucrado en un resonante caso de otro robo agravado con mucha violencia en perjuicio de una reconocida periodista de Esquel.

A la banda integrada por los nombrados y otros de la zona los atraparon muchas veces pero, al parecer, no fueron suficientes para que lograran enriquecerse de la noche a la mañana y sin que tuvieran actividad lícita que puedan justificar.

Meses atrás, en otra nota periodística sobre los mismos protagonistas, un avezado investigador policial confidenciaba “Hemos logrado descubrirles varios delitos que les hubieran reportado miles de pesos, pero al parecer, mal no les ha ido ya que pese a que en muy pocas ocasiones han podido justificar sus ingresos por la vía del trabajo, han podido comprarse vehículos, en algunos casos camionetas que luego alquilaban para empresas de servicios petroleros, y ni hablar de los muebles de lujo y ostentaciones que tenían en su casa cada vez que les hacíamos un allanamiento”.

Te puede interesar
El festival de cultura oriental “Banzai” realiza su 16º edición

 

Comentar
- Publicidad -