En ocho provincias ensayarán controles biométricos a electores

Manuel Mogni

Una prueba piloto del sistema de identificación biométrica, para verificar la identidad del elector al escanear su huella digital, se realizará en las provincias de Chaco, Corrientes, Jujuy, Formosa, Misiones, Salta, Mendoza y Buenos Aires, tanto en las elecciones primarias de agosto como en las generales de octubre, como ya sucedió en los comicios de 2017.

La prueba se realizará en un total de 1.264 mesas de votación, distribuidas en 126 escuelas de los distritos elegidos para la prueba piloto, según informó Manuel Mogni, coordinador general de Procesos Electorales de la Cámara Nacional Electoral (CNE).

“Se probará en un universo similar al que ya implementamos en las elecciones de 2017. Este año se agrega la provincia de Mendoza, por su paso fronterizo Cristo Redentor”, explicó Mogni. En la prueba anterior -que es optativa- participaron un total de 223.500 electores.

En el caso del territorio bonaerense, la prueba se realizará en algunos establecimientos de los municipios de Tigre, San Isidro, Vicente López, José C. Paz, Malvinas Argentinas, Hurlingham, Tres de Febrero, Moreno, Merlo, Quilmes, Avellaneda, Lanús, Morón y La Matanza.

En esas mesas, el votante accederá al dispositivo a cargo de las autoridades de mesa y colocará su pulgar derecho en una pantalla, luego de ingresar su DNI, y ambos datos se cotejarán una vez concluida la elección.

Te puede interesar
Macri: “Con una presencia sólida en el Congreso vamos a seguir defendiendo la democracia”

El sistema biométrico busca reforzar los controles en la frontera para impedir el fraude electoral, que se presenta cuando ciudadanos de países fronterizos intentan votar sin estar habilitados, ya que no tienen residencia y pueden ser objetos de prácticas clientelares.

“El objetivo del sistema es múltiple: registrar a los electores que están en el padrón, mejorar la calidad de datos que posee el Registro Nacional de Electores y generar un efecto disuasivo en el caso de la frontera norte con los infractores”, explicó Mogni.

No obstante, aclaró que la prueba no constituye ningún supuesto de impugnación en la identidad del elector: “solo sirve como un apoyo al registro del padrón como lo conocemos”; es decir, que la utilización del sistema no afectará en nada el derecho del ciudadano a emitir su voto ni a los tiempos de votación.

Comentar
- Publicidad -