Liberaron a un joven acusado de violar a su sobrina de seis años

Un fiscal y la Comisaría de la Mujer de Mar del Plata reunieron pruebas para acusar a un joven de 23 años del abuso de su sobrina de 6. Pero un juez de Garantías lo liberó.

Un joven fue detenido por el abuso de su sobrina de tan solo 6 años sin embargo poco después fue liberado por un juez de garantías al entenderse que no había pruebas para mantenerlo privado de su libertad.

Trascendió de fuentes extraoficiales, la medida de la Justicia de Garantías, en contraposición con lo solicitado por el fiscal Alejandro Pellegrinelli, causó malestar incluso en la policía especializada (Comisaría de la Mujer).

La denuncia asegura que el hecho, que reviste una gravedad extrema por tratarse de un nuevo episodio de abuso sexual intrafamiliar- ocurrió hace casi dos semanas en una vivienda del barrio Autódromo.

En ese domicilio una niña de 9 años pidió hablar con su madre. Se mostraba ansiosa por contarle lo que había visto poco antes: que a su hermana de solo 6 años la había “tocado el tío”.

La mujer de inmediato habló con la más pequeña de sus hijas quien, con las dificultades propias de la edad, le confirmó no solo que la había tocado en varias ocasiones sino que además narró lo que la madre interpretó como un acceso carnal.

Ante semejante situación, la madre de la niña se dirigió a la Comisaría de la Mujer y radicó la denuncia, lo que hizo que se activara el protocolo de contención y profilaxis. Un par de horas más tarde una médica legista examinó a la menor y halló claras señales de lesiones compatibles con abuso sexual por fisuras, dilatación y congestión de la mucosa rectal.

Te puede interesar
Casación dará a conocer hoy si Nahir Galarza continúa con prisión perpetua

El acusado de 23 años, hermano de la madre, supo que lo habían denunciado y se presentó acompañado por su padre -abuelo de la víctima- en la Comisaría de la Mujer donde fue aprehendido.

El fiscal Pellegrinelli lo notificó del inició de la causa por el delito de abuso sexual y como no pudo ser ingresado durante la madrugada en el penal de Batán debió pernoctar en la Comisaría de la Mujer, a la espera de que al día siguiente el juez Daniel De Marco convalidara lo actuado y confirmara la detención.

Pero eso no ocurrió porque el juez dispuso la libertad del joven al considerar que su “retención” en la sede policial fue ilegal.

Pese a que la prueba médica y testimonial estaba reunida (solo restaba la compleja entrevista de Cámara Gesell a la víctima) desde la Justicia de Garantías se optó por mantener en libertad al acusado y con ello se originó un conflicto judicial que deberá ser resuelto en los próximos días por la Cámara de Apelaciones.

Comentar
- Publicidad -